“Hay algo queer en la obra de Kafka”

Con una gran trayectoria en artes escénicas, poesía y traducción, Ángelo Néstore estuvo en Praga para realizar una antología bilingüe de poesía queer checa. Como si cerrara un círculo, había venido antes, a los dieciocho años, tras obtener un premio por su interpretación de Franz Kafka en una obra experimental de teatro.

Aunque habla perfectamente español, Ángelo Néstore nació, en realidad, en Italia, y a sus treinta y seis años cuenta con una importante trayectoria poética en permanente diálogo con otras disciplinas como el teatro, la música y también la traducción. Publicó, entre otros libros, Adán o nada, Hágase mi voluntad, que obtuvo el XX Premio de Poesía Emilio Prados, y Actos impuros, que ganó el XXXII Premio de Poesía Hiperión. Además codirige el Festival Internacional de Poesía  Irreconciliables y da clases en el Departamento de Traducción de la Universidad de Málaga. Y, según él mismo explica, todo eso fue posible gracias a una decisión que, desde muy joven, se vio casi obligado a tomar.

“Claro, yo viví en Lecce, en el sur de Italia, hasta los 18, pero como me interesan mucho los idiomas y allí no había perspectiva de futuro ni de trabajo, entonces mi madre me dijo que si quería seguir con esto, me tenía que ir fuera. Y fuera es el norte de Italia”.

Ángelo Néstore | Foto: Juan Pablo Bertazza,  Radio Prague International

Néstore define su ciudad natal como una especie de isla dentro de una península. Y a tal punto le hizo caso a su madre que no solo se fue al norte de Italia para empezar a estudiar español en la Universidad de Bolonia, sino que además se terminó instalando en Málaga, ciudad que hoy considera su lugar en el mundo y donde, en 2007, realizó una Erasmus para mejorar su español. Por otro lado, la invitación que este mismo año recibió por parte del Centro Literario Checo para realizar un proyecto artístico en Praga también resignificó parte de su pasado.

Franz Kafka | Foto: Atelier Jacobi,  Wikimedia Commons,  public domain

“Yo realmente me dedicaba sobre todo al teatro y lo conecto también a esta ciudad. Me dieron un premio en Italia, a los dieciocho años, a la mejor interpretación: el premio nacional Vittorio Gassman por una representación sobre Kafka. He estado trabajando sobre Kafka durante dos años y era un teatro experimental, no era hacer La metamorfosis de Kafka, era vamos a leer a Kafka, vamos a entender a Kafka, entrar en su universo… Entonces, para mí, que hacía de Kafka, fue un trabajo muy profundo sobre él, sobre su literatura, sobre su forma de ser, porque tenía que ser Kafka”.

Ese premio reconoció, entonces, su trabajo en Factor K, una obra de teatro bastante experimental que se basaba, sobre todo, en lo que, en su opinión, es la parte más interesante de la obra de Kafka: sus diarios y cartas.

“Praga también ha estado muy presente en mi crecimiento y con 18 años el primer viaje que hice fuera de Italia fue aquí a Praga, con las dos actrices que actuaban conmigo. Y después de 18 años estoy otra vez aquí, o sea es como que se cierra un círculo”.

'La metamorfosis' | Foto: Reclam

Explica Néstore que el objetivo de aquel  viaje había sido entrar en contacto con la ciudad natal de Kafka y hasta visitar su tumba, luego de haber trabajado con tanta intensidad en torno a su obra. Por supuesto, la figura de Kafka y las implicancias de sus textos volvieron a estar muy presentes en la que fue su segunda visita a la capital checa, incluso en lo que respecta a un posible vínculo entre su obra, en especial La metamorfosis, y la idea de lo queer.

“Claro, la cucaracha o este bicho es algo que todo el mundo por defecto repudia, entonces él sintiéndose esto... pues sí veo esta conexión en esta forma de sentirse en el mundo: la monstruosidad está, justamente, en la base de lo queer, todos estos cuerpos que se repudian, que se invisibilizan, que hay que apartar. Entonces sí que, efectivamente… no había caído en eso”.

Néstore entiende que la actividad poética implica, en algún punto, replantearse cada tanto las propias posturas y discursos. De hecho, esa es una de las características a través de las cuales también su propia poética establece vínculos con lo queer.

“Las teorías queer huyen de una definición cerrada, siguen una evolución. La palabra queer, que es un poco hostil como anglicismo, viene de hecho de una palabra que es una ofensa, una forma de insultar a personas homosexuales. Entonces, surgen a partir de los sesenta y, sobre todo, en los setenta y, luego, cristalizados en los ochenta, intentos por reapropiarse del insulto y autodefinirse como queer, vaciándolo de su significado negativo, si te autodefines así, cambias el juego”.

Actos impuros,  edición bilingüe Indolent Books | Foto: Juan Pablo Bertazza,  Radio Prague International

Como se trata de un continuo devenir, dice Néstore que, más que ser queer, se está queer, para dar cuenta del camino que implica plantear el género como construcción cultural, deconstruir antiguos discursos y dinamitar las etiquetas sobre las cuales se ha construido la sociedad occidental. En ese sentido, entiende que la poesía puede desbordar del artefacto libro y estar presente en la música y, sobre todo, en la importancia de lo colectivo.

Con respecto a su regreso a la ciudad, lo que más sorpresa le causó de Praga es que su belleza se extiende mucho más allá del centro y esa misma impresión terminó impregnando, de algún modo, la actividad que desarrolló a lo largo de su estadía,  cuyo resultado publicará en Letraversal, la editorial que dirige en España.

“Porque claro, por supuesto, mi mirada era desde lo queer y claro que puedo hacer una antología de poetas queer traducidos desde el checo. Lo bonito ha sido que realmente la edición de este libro no es mía, trabajar desde lo colectivo significa que es una coedición con varios poetas que me han ido abriendo las puertas de varias personas y ha culminado conociendo hoy a un artista de origen indio-checo que trabaja desde los sonidos cuestiones lingüísticas, ¿cómo vas a encontrar algo así si no es gracias a este entramado de conexiones artísticas?”.

Praga | Foto: Štěpánka Budková,  Radio Prague International

La idea, entonces, es publicar una antología de diez poetas con traducción del checo al español, pero a la vez en ambos idiomas para que, con la colaboración de instituciones como el Centro Literario Checo, el libro se pueda disfrutar y distribuir tanto en España como en Chequia. Asegura Néstore que, aunque se trató de un trabajo de campo muy complejo y, para peor, en un idioma totalmente desconocido, la magia de Praga hizo lo suyo para que todo terminara resultando tan sencillo como natural.