Hablamos sobre los libros

0:00
/
0:00

Gracias a los libros uno puede aprender muchas cosas, incluyendo idiomas, como por ejemplo el checo. Pero para esta lección no necesitarán un manual. Bastará con seguir escuchando este espacio de Radio Praga.

Foto: CTK
El refrán de una canción popular checa del cantante Karel Zich dice: “Je to paráda lehnout si na záda a číst knížku”, es estupendo ponerse cómodo y leer un libro. Tú, Andrea, ¿qué opinas sobre el tema?

Estoy plenamente de acuerdo con la frase. La lectura, čtení, es uno de mis pasatiempos preferidos. Por ejemplo, al acostarme siempre dedico unos minutos al libro, kniha en checo.

Supongo que entre tus libros predilectos figuran las novelas, romány.

No siempre. Depende en gran medida de mi estado de humor, nálada. Me gustan las novelas históricas, historické romány, las novelas policíacas,

Knihkupectví
detektivní romány, los cuentos, povídky, así como la poesía, poezie.

En mi biblioteca de casa, domácí knihovna, prevalecen las enciclopedias infantiles, dětské encyklopedie sobre temas más diversos como los animales, zvířata, la naturaleza, příroda, y el universo, vesmír, porque mi mamá guarda todos los libros de mi infancia.

Hablando de la variedad de libros que uno puede adquirir visitando una librería, knihkupectví, figuran también la literatura científica,

vědecká literatura, los libros de aventuras, dobrodružná literatura, así como la literatura de ciencia ficción, para la que se utiliza en checo el término de la lengua inglesa science fiction.

Mencionemos en este lugar también las novelas del corazón, červená knihovna, los libros de viajes, cestopisy, así como los libros de cocina, kuchařské knihy, o también knihy receptů, lo que traducido textualmente significa libros con recetas.

Hablando de libros, no debemos pasar por alto los manuales, učebnice.