Gran Bretaña reanuda los controles en el aeropuerto de Praga

r_2100x1400_radio_praha.png

Nuevamente, desde este lunes, las fronteras de Gran Bretaña empiezan en el aeropuerto internacional de Praga.

Fiel a su amenaza, Londres optó por reanudar este lunes en el aeropuerto internacional de Praga los controles de los pasajeros checos que viajen al Reino Unido. Al aeropuerto de Ruzyne han vuelto los funcionarios de Migración británicos con el visto bueno del Gobierno checo ya que después de que el pasado día 10 fueran suspendidos los controles anteriores, volvió a aumentar el número de gitanos checos solicitantes de asilo político en Gran Bretaña. Desde este lunes, cada pasajero que viaje al Reino Unido está obligado a rellenar un formulario en el aeropuerto y a justificar explícitamente los motivos de su viaje.

Según declaraciones del portavoz de la Embajada de Gran Bretaña en Praga, Zbynek Havránek, el gobierno británico ha reanudado los controles como prueba de que no tolerará que en lo sucesivo se continúe abusando de su sistema de concesión de asilo. Havránek agregó que de disminuir el número de gitanos checos solicitantes de asilo, de nuevo Londres suspendería los controles en el aeropuerto praguense.

Puesto que los controles anteriores habían provocado numerosas protestas de los gitanos checos, de los defensores de los Derechos Humanos y de muchos políticos de la República Checa, el trabajo de los funcionarios de Migración británicos en el aeropuerto de Ruzyne será controlado por el Comité Checo de Helsinky, con el objetivo de evitar que se cometan arbitrariedades.

Autor: Mónica Villegas Gallego
audio