Gobierno propone presupuesto con un déficit de 2,5 milones de euros

El primer ministro, Mirek Topolánek (Foto: CTK)

El Gobierno de coalición aprobó el proyecto del presupuesto nacional para el próximo año fiscal. Éste cuenta con un déficit de unos dos mil 500 millones de euros.

El primer ministro, Mirek Topolánek (Foto: CTK)
El primer ministro, Mirek Topolánek, insistió en varias oportunidades en que el proyecto del presupuesto para el año fiscal 2008 persigue frenar el endeudamiento del Estado y refleja las posibilidades reales de la economía nacional.

El ministro de Finanzas, Miroslav Kalousek, explicó que el proyecto del presupuesto cuenta con los recursos que la República Checa recibirá de los fondos europeos.

"De Bruselas recibiremos dos mil 700 millones de euros, mientras que a las arcas europeas aportaremos mil 100 millones de euros. De manera que recibiremos una suma doble de la que entregaremos, lo que es una noticia alentadora", sostuvo Kalousek.

El ministro de Finanzas, Miroslav Kalousek
Este cálculo permitió aumentar moderadamente el presupuesto de algunas ramas prioritarias para el Gobierno como la educación, la ciencia y las obras públicas, señaló Kalousek. El déficit del presupuesto nacional representa el 2,95 por ciento del Producto Interno Bruto, es decir, está por debajo del tres por ciento necesario para la transición de la República Checa al euro.

De la ratificación del proyecto se ocupará ahora la Cámara Baja, donde la coalición gubernamental cuenta con una apretada mayoría. El Gobierno tendrá que contar con sus propias fuerzas y con el eventual beneplácito de dos tránsfugas del opositor Partido Socialdemócrata.

Milan Urban, vicepresidente de la mayor fuerza opositora, el Partido Socialdemócrata, calificó como falsas las afirmaciones del primer ministro de que el proyecto gubernamental garantiza el crecimiento económico y resuelve el problema del endeudamiento. "Nada de eso. El proyecto parte de la reforma de las finanzas públicas, de manera que lo único que garantiza es el empeoramiento de la situación de las capas medias y bajas", alegó Urban.

En contra están también los comunistas. El presidente de la facción parlamentaria, Pavel Kovacik, afirmó que con el proyecto de presupuesto el Gobierno busca sanear sus arcas en detrimento de los más necesitados como son las madres con hijos y los jubilados.

El proyecto del presupuesto es criticado también por los sindicatos. Por ejemplo, el previsto aumento salarial de un 1,5 por ciento en el sector público les parece insuficiente. Y alertan ante los planes del Gobierno de despedir a un elevado número de empleados de la esfera pública.