Gobierno prepara cambios en financiación del deporte

El Gobierno no está contento con los resultados de los deportistas checos en las Olimpíadas de Beijing y busca la manera de hacer más efectivo el sistema de financiación del deporte nacional.

Simplificar la burocracia y reducir el número de centros deportivos en el país son las propuestas del primer ministro, Mirek Topolánek, para hacer más transparente y efectivo el sistema de financiación del deporte. Según el jefe del Gobierno checo, las subvenciones estatales se pierden por el camino entre las diferentes organizaciones deportivas y las que llegan son aprovechadas de una manera poco eficaz.

El presidente del Club Universitario de Deportes, Miloš Fiala, rechaza tales acusaciones.

“El primer ministro probablemente no está bien informado acerca del flujo de dinero entre las instituciones deportivas. El Ministerio de Educación y la Comisión para la Representación Nacional se rigen estrictamente por las normas vigentes, a la hora de distribuir el dinero entre los respectivos clubes y asociaciones deportivas”, señaló Fiala.

La idea de los políticos es reducir el aparato burocrático que maneja los recursos destinados al deporte. Actualmente, participan en su financiación el Ministerio de Educación, de Defensa y del Interior, lo que supone mucho papeleo. El objetivo del cierre de algunos centros deportivos sería ahorrar el dinero necesario para su mantenimiento y aprovecharlo en el entrenamiento de deportistas.

Según Fiala, el problema no está en el sistema de financiación, sino en la falta de recursos en general.

“Las subvenciones del Estado casi no han cambiado durante los últimos diez años, ni siquiera han reflejado la inflación y el creciente precio de la energía. El resultado es que la mayoría de las instituciones deportivas afrontan una grave escasez de recursos”, afirmó Fiala.

El Estado checo invierte en deporte unos 160 millones de euros al año. Según Topolánek, es suficiente para que el país prepare bien a sus representantes.