Gobierno checo promete apoyo a la familia

Pavel Rychetsky et Vladimir Spidla, photo: CTK

El primer ministro checo, Vladimír Spidla, presentará mañana martes a la Cámara de los Diputados el programa de gobierno y solicitará su confianza. El gobierno de coalición, integrado por socialdemócratas, democristianos y liberales, considera como sus principales objetivos el ingreso en la Unión Europea y el desarrollo del Estado social. Promete ayudar también a las familias.

Pavel Rychetský y Vladimir Spidla, foto: CTK
Las prioridades del nuevo ejecutivo son el ingreso en la Unión Europea, el apoyo a las actividades empresariales, la lucha contra la delincuencia y el desarrollo del Estado social, con énfasis en la protección a la familia.

La atención prestada a la familia es comprensible ya que la situación demográfica de la República Checa es preocupante. Los ministros asumen el compromiso de que prestarán apoyo a todas las familias, y principalmente a aquéllas que tienen más de un hijo. El gobierno se propone por lo tanto introducir asignaciones para todos los niños y pagarlas sin tomar en consideración la situación financiera de la familia. Recibirán esta prestación tanto familias ricas como las de pocos recursos.

El programa prevé también el pago de una prestación especial destinada a la formación del niño cuyo monto aumentará a medida que el menor avance por los diferentes grados del sistema de enseñanza.

Jaroslav Tvrdik y Zdenek Skromach, foto: CTK
El ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Zdenek Skromach, ha confirmado que el ejecutivo prevé en su plan de gobierno la reanudación del programa de concesión de préstamos a los recién casados y que quiere implantar un sistema de ahorro familiar en condiciones ventajosas.

Otra vía de cómo mejorar la situación de las familias será la tributación conjunta de las parejas. Ello será ventajoso para las familias donde hay gran diferencia entre los ingresos de cada uno de los cónyuges o donde la madre o el padre están gozando de licencia para cuidar de su hijo recién nacido.

El nuevo gobierno checo promete en su programa aumentar la prestación mensual que percibe la madre con licencia de maternidad o el padre con licencia de paternidad. El ejecutivo prevé que dicha prestación puede alcanzar hasta un tercio del salario medio que perciben las personas entre los 25 y los 35 años de edad.

Se plantea, sin embargo, la interrogante de si el gobierno de Vladimír Spidla contará con suficientes recursos para poder implementar su generoso programa de apoyo a la familia.