Gitanos checos anuncian protestas contra controles británicos

r_2100x1400_radio_praha.png

Los agentes de Migración británicos volvieron el lunes al aeropuerto de Praga. Sin embargo, ni estos controles frenarán el éxodo de los gitanos checos al Reino Unido, opina el presidente de la Unión Internacional Romaní, Emil Scuka.

Después de que los controles en el aeropuerto capitalino fueran suspendidos el 9 de agosto, la ola de solicitantes de asilo en Gran Bretana volvió a aumentar. Para impedir la introducción de la obligatoriedad de visados con Gran Bretana, el Gobierno checo expresó su acuerdo con la renovación de los controles, hecho que provocó una reacción negativa de los defensores de los derechos humanos y, lógicamente, de los propios gitanos.

Según el activista romaní, Stefan Licartovský, los gitanos checos continúan considerando los controles británicos como discriminatorios y están dispuestos a iniciar una ola de protestas.

"Consideramos los controles británicos como discriminatorios, por lo que planeamos organizar actos de protesta. Esta semana se reunirá la Unión Internacional Romaní, así como otras organizaciones gitanas para deliberar sobre la situación surgida. Planeamos organizar muchas protestas y no dudo en que también organizaciones que defienden los derechos humanos nos brindarán su apoyo," dijo Licartovský.

El Comité checo de Helsinki también considera los controles británicos como discriminatorios. Según su vicedirector del Comité, Pavel Bílek, la raíz del problema consiste en la poca disposición del Gobierno checo de dedicarse más profundamente a los temas que atanen a la etnia gitana. A su vez, la oposición acusa al Gabinete por su incapacidad de buscar otro tipo de arreglo.

Con 1200 solicitantes de asilo en el primer semestre del ano en curso, la República Checa figura entre los doce países de los que el Reino Unido registra mayor afluencia de refugiados. La República Checa es el único país de ese grupo al que Londres no ha interpuesto hasta el momento la obligatoriedad de visados. Pese a ello, esta amenaza continúa persistiendo.