Expertos advierten del peligro de cooperar con universidades chinas

Foto: Free-Photos / Pixabay

Siete universidades checas colaboran con escuelas superiores de China sospechosas de actividades de espionaje o de cooperar con las Fuerzas Armadas. Ante ese riesgo advirtió un reciente estudio del Instituto Australiano para la Política Estratégica. Las autoridades académicas checas instan a protegerse ante ese peligro.

Varias universidades checas mantienen desde hace tiempo una estrecha colaboración con escuelas superiores de China y valoran altamente el intercambio de experiencia. Figura entre ellas la Escuela Superior Técnica de Praga que, no obstante, al conocer los resultados del reciente estudio sobre el peligro de espionaje impulsado por China a través de sus estudiantes y profesorado, decidió adoptar ciertas medidas para proteger sus tecnologías y eventuales descubrimientos, como dijo a la Radio Checa el vicerrector para asuntos de ciencia, Zbyněk Škvor.

Foto: Nikolaj Georgiev / Pixabay CC0

”Somos conscientes de que casi cualquier tecnología puede ser aprovechada en investigaciones que tienen que ver con la seguridad. Se les llama también tecnologías de doble uso. Pero claro, es imposible cuidarlo todo, ya que cualquier tecnología puede servir y ser utilizada para un sinnúmero de fines”.

La Escuela Superior Técnica de Praga coopera con la Universidad de Cosmonáutica y Aviación de Beijing, en cuyo caso justamente existen especulaciones sobre sus estrechos contactos con las Fuerzas Armadas chinas.

El estudio australiano no dice que las escuelas superiores deberían dejar de cooperar con China, pero llama a un mayor cuidado en estas actividades. También el Servicio de Inteligencia checo (BIS) advirtió en su último informe anual ante los intentos de los servicios de espionaje chinos de penetrar en el sector académico checo. De acuerdo con el portavoz del Servicio de Inteligencia checo (BIS), Ladislav Šticha, China manifiesta gran interés por los contactos con las universidades de la República Checa.

Jaroslav Tvrdík, foto: Štěpán Kotrba, ČRo

”El Servicio de Inteligencia chino se aprovecha del ambiente y las características de las instituciones académicas de Chequia y de otros países, sobre todo de Estados Unidos. Estas son, por ejemplo, el debate abierto sobre los más diversos temas y la cooperación en tareas científicas”.

Los expertos hablan asimismo del peligro de que China pueda aprovechar los conocimientos adquiridos a través del sector académico para el espionaje cibernético.

El presidente de la Cámara mixta checo-china, Jaroslav Tvrdík, afirma que el estudio australiano no es del todo objetivo, ya que pasa por alto diversos aspectos importantes de la cooperación mutua y el aporte de esta a la economía checa.

La Radio Checa trató de contactar también a representantes de varias escuelas superiores del país asiático para preguntar sobre el tema, pero no se obtuvo respuesta.

Autores: Ivana Vonderková , Markéta Chaloupská
palabra clave:
audio