Exito de arqueólogos checos en Egipto

r_2100x1400_radio_praha.png

Arqueólogos checos y egipcios se acaban de adjudicar un importante logro, al descubrir en las proximidades de El Cairo un sepulcro que data de hace más de 4 mil años.

Este hallazgo constituye un gran aporte al estudio de la vida en el Antiguo Imperio egipcio durante la sexta y última dinastía de los faraones, afirmó Bretislav Vachala, del Instituto de Egiptología de la Universidad Carolina de Praga, quien dirige los trabajos arqueológicos en Egipto.

La tumba tiene una extensión de 22,5 por 30 metros. Parte de ella se encuentra bajo tierra, a una profundidad de 20 metros y a ella se accede por una escalera.

Según los científicos, la tumba fue edificada para sepultar los restos mortales del juez y archivista, Inti, de la ciudad de Nekhen, quien pertenecía en su época a la más poderosa capa de la sociedad. En la tumba fue descubierto un sarcófago vacío, en el que, como afirman los arqueólogos, yacían originalmente los restos mortales de Inti; éste fue posteriormente saqueado. Se espera el descubrimiento también de otros sarcófagos, en los que podrían haber sido enterrados los restos mortales de otros miembros de la familia del juez Inti.

Bretislav Vachala destacó que el hallazgo ofrece una excelente posibilidad de estudiar de cerca la historia de hace más de 4 mil años. "En este lugar en las proximidades de la capital egipcia está la clave para comprender mejor la vida en el Antiguo Egipto, y por qué se llegó a considerar que la era de las pirámides había llegado a su fin", señaló el arqueólogo checo.

Vachala y su equipo iniciaron las labores científicas en Egipto en octubre del año pasado y pretenden entregar en diciembre la documentación completa sobre sus trabajos.