Estrella Morente: “El que pueda expresarse a través de su oficio es un privilegiado”

Estrella Morente, foto: Struny podzimu

La capital checa tuvo por primera vez el honor de darle la bienvenida a una de las cantaoras referentes del mundo de flamenco, la española Estrella Morente. La artista charló con Radio Praga acerca de su música y del papel que el flamenco desempeña en su vida.

Estrella Morente, foto: Struny podzimu
La imponente y rotunda voz de Estrella Morente hizo aplaudir con fuerza a todos los que acudieron el pasado domingo a su concierto en el Teatro de los Estamentos (Stavovské divadlo).

Acompañada de maestros de guitarra y cajón, la cantaora puso con su emocionante recital de flamenco, tangos, sevillanas y bulerías el punto final al festival internacional de música 'Cuerdas de Otoño' (Struny podzimu).

Las entradas completamente agotadas indicaron que Estrella Morente brilla en los escenarios más allá de España. Según la artista confesó para Radio Praga, emprendió su primera visita a la capital checa con mucha ilusión.

“Es un sueño. Me parece un lugar mágico y de cuento. Formar parte de él significa también formar parte de alguna manera del lugar. Yo me siento así porque como lo doy todo una parte de mí se va a quedar aquí. Así que ya soy un poquitín más de Praga”.

Un flamenco más innovador

Morente presentó en Praga un compendio de su repertorio que comprende cuatro discos, cuyos contenidos van desde el flamenco clásico hasta sus fusiones con tendencias más innovadoras.

Este camino vanguardista es junto al indiscutible talento una de las herencias de su padre, Enrique Morente, pionero en renovar el flamenco a través de fusiones con otros géneros musicales.

“Para mí es muy importante seguir la escuela de mi padre, que era un ser respetuoso pero libre. Él siempre miraba a los clásicos para poder tirar hacia un futuro y esas son las ganas que he heredado. Ser respetuosa con los clásicos, pero libre”, confesó la cantaora. El ambiente marcado por el flamenco acompaña a la granadina desde su cuna. Su abuelo materno, conocido como Montoyita, recorría con su guitarra escenarios junto a una de las figuras más grandes del flamenco del siglo XX, Lola Flores. Su madre, Aurora Carbonell, consagró su vida al baile y otros miembros de su familia también están vinculados con el mundo de flamenco.

Cualquier ser humano conecta con el flamenco

El cante andalúz se apoderó del corazón de Estrella Morente a temprana edad. Seguir la tradición artística de su familia fue un asunto del alma, según manifestó.

Rueda de prensa con Estrella Morente en Praga, foto: Dominika Bernáthová
“El flamenco en la vida hay que conocerlo como todo. Para mí este arte significa mi vida. El flamenco es único y es algo que va directo del alma. Creo que es una música del sentimiento. Directa del alma, del corazón y de la sensibilidad. Creo que cualquier ser humano conecta con eso.

La cantaora ha llevado el flamenco a los escenarios más importantes del mundo, levantando aplausos en lugares de renombre como el Carnegie Hall de Nueva York o el Konzerthause de Viena.

Lo que más valora de su profesión va sin embargo más allá de la fama, según resalta.

“Lo que más me gusta es que me permita ser yo misma. No tengo que esconder nada. A veces me disfrazo y cojo algunos trajecillos, pero soy muy pura con lo que hago. Puedo ser mejor o peor, pero la pureza siempre albergará en lo que haga. El que tenga trabajo y pueda expresarse a través de su oficio es ya un privilegiado”.

El arte es para ella una de las principales herramientas para contar y expresar; desde lo simbólico hasta lo más concreto.

“Cuando quieres contar sobre su ciudad, lo mejor es contarlo a través de su arte, porque los artistas somos los que contamos la historia realmente. Gracias a las obras de Miguel Ángel, Goya o Picasso entendemos cómo era el 2 de Mayo en España o la Revolución Francesa. Aquí en Praga también tenéis tantas maravillas que cuentan cómo es la ciudad. Los edificios cuentan la calidad y la situación del país”.

Ritmos brasileños con Fernando Trueba

Uno de los campos artísticos estrechamente vinculados con la carrera de Morente es la cinematografía. Su voz protagonizó las bandas sonoras de películas como 'Volver' del director español Pedro Almodóvar o 'Los Cuatro Muleros' de Carlos Saura.

Ella misma recientemente también debutó en las pantallas. En el cortometraje 'Caen Piedras del Cielo', dirigido por Rafael Robles, interpreta el papel de una madre soltera, víctima de un caso de niños robados acontecido en España en las décadas de los setenta y ochenta .

De momento la cantora no se plantea dar salto a la gran pantalla, pero tampoco lo rechaza a largo plazo. “Tengo una relación bonita con grandes directores nacionales e internacionales como puede ser Fernando Trueba, con el que acabo de sacar casualmente no una película sino un disco. Almodóvar también me ha hecho una propuesta en alguna ocasión. Pero bueno yo creo que tengo bastante de momento con el cante y tengo que intentar a hacerlo muy bien y cuando ya tenga cierto conocimiento. Creo que todo tiene su momento. El cine me apasiona y creo que al que le gusta el arte, le gustan todas las artes y nos gustaría tocar todas”.

La esencia del mencionado disco “Amar en Paz”, que salió a luz el pasado 28 de octubre, se basa en el cancionero de los clásicos brasileños.

“Es otro sueño también como el de venir a Praga. Son cosas que nunca había hecho y no había trabajado con música brasileña. No es un disco de cante flamenco pero sí un disco flamenco porque lo hace una flamenca y un guitarrista flamenco, Niño Josele. He tenido la suerte de hacer un trabajo maravilloso, producido por Fernando Trueba, y que me ha permitido conocer autores como Jobim o Pixinguinha y pude adentrarme y profundizar en su obra.”

La velada praguense, cargada de emociones y pasión, no dejó lugar a dudas de que Estrella Morente es una de las principales voces del flamenco actual y que bajo su influencia este género tiene un interesante camino de innovación por delante.