Elecciones de 2002 determinarán el destino político de Havel, Klaus y Zeman

Milos Zeman, Vaclav Klaus, Foto: CTK

En la República Checa ha empezado un año superelectoral:en 2002 se celebrarán las legislativas,se renovará un tercio del Senado y tendrán lugar las elecciones municipales. Los resultados de los comicios determinarán también los destinos de los tres políticos más influyentes de la República Checa: Václav Havel, Václav Klaus y Milos Zeman.

Václav Havel, presidente de la República. Václav Klaus, presidente de la Cámara Baja y del poderoso Partido Cívico Democrático. Milos Zeman, primer ministro y hasta hace poco máximo dirigente de la socialdemocracia checa. Estos tres hombres son las principales figuras del escenario político checo desde la Revolución de Terciopelo de noviembre de 1989. Después de las próximas elecciones los destinos de los tres grandes del escenario político checo van a cambiar probablemente de modo radical.

Milos Zeman ha anunciado que después de las elecciones va a retirarse de la alta política. El mandato presidencial de Václav Havel expira en enero de 2003, pero los comicios determinarán, de hecho, quién le sucederá en el cargo.

Václav Klaus, Foto: CTK
El destino del presidente del Partido Cívico Democrático, Václav Klaus, puede tener tres variantes según los analistas:Klaus podría ser el próximo primer ministro, el futuro presidente de la República...o un político marginado sin considerable influencia. El desenlace se conocerá tras las legislativas que se celebrarán en junio.

El resultado de las elecciones parlamentarias influirá no sólo en la composición del gobierno.Los pactos entre los integrantes de la futura coalición gubernamental conllevarán seguramente un acuerdo sobre quién habrá de ocupar el cargo de presidente de la República. Una victoria electoral de los socialdemócratas y la participación del Partido Cívico Democrático en el gobierno bajo la forma de una gran coalición podría llevar el cargo presidencial a Václav Klaus.

también Milos Zeman.En realidad, nadie toma demasiado en serio la promesa de Zeman de retirarse de la alta política después de las elecciones.

De triunfar en las legislativas la Coalición de los Cuatro Partidos, a Václav Havel podría sucederle en el cargo presidencial el actual presidente del Senado, Petr Pithart. Las simpatías de Havel hacia esta formación política son conocidas y él podría conservar alguna influencia en el acontecer del país como su asesor de hecho. En una entrevista Václav Havel dijo que su carácter no le permitirá abandonar del todo la vida pública.