"El secreto del éxito es estar siempre bien preparada"

Jana Koubková (Foto: CTK)

En esta edición del espacio Lunes Musicales en Radio Praga les daremos a conocer a la cantante de jazz Jana Koubková, a quien los conocedores de la música suelen calificar como un fenómeno singular en la música checa.

Jana Koubková (Foto: CTK)
Siendo una niña de seis años ingresó en el Coro Infantil de la Radiodifusión Checoslovaca. A lo largo de su carrera Jana Koubková formó parte de varios grupos musicales y probó diferentes estilos de música, como el blues, el swing, la música étnica, el jazzrock, para finalmente, a mediados de los años setenta, decentarse por el jazz.

"Se puede decir que el canto se lo debo a mi abuela. Fue ella quien me llevó por primera vez al coro de la Radiodifusión y quien se quedaba esperándome en la antesala a que termináramos de ensayar. Y aunque más tarde quise estudiar periodismo, el destino me condujo nuevamente a la música", recuerda la cantante.

Después del bachillerato Jana Koubková no logró ingresar al Conservatorio de Praga ni tampoco estudiar periodismo. Aprendió el oficio de electrobobinadora y trabajó algunos años en la empresa capitalina de maquinarias, CKD. Se ganaba la vida en diversos otros oficios, como lavando ventanas, de bibliotecaria, o hasta como locutora de televisión. En su tiempo libre practicaba deportes y cantaba.

Según Jana Koubková, su mayor suerte fue el hecho de conocer a varios excelentes músicos, quienes le inculcaban que, teniendo una voz tan potente como ella, no debería dejar de cantar. Y Koubková siguió esas recomendaciones. Actuaba cada vez con mayor frecuencia con varios grupos, así como en el teatro musical Semafor de Praga. Sus colegas apreciaban su talento, pero, especialmente, su laboriosidad. "Estar siempre bien preparada es el secreto del éxito", afirma Jana Koubková.

Poco a poco Koubková fue abandonando las demás actividades y optó por dedicarse exclusivamente al canto. En los años setenta, como intérprete de jazz, era invitada ya a actuar en un sinnúmero de festivales de ese estilo tanto nacionales como en el exterior. Según Koubková, esos viajes han sido para ella una fuente de inspiración y de nuevos conocimientos.

"Le agradezco mucho al dios del jazz que me dio la oportunidad de conocer otras tierras y otras costumbres. Gracias a ello pude darme cuenta de que en el mundo hay gente buena y gente mala, personas de diverso temperamento y carácter, pero que en el fondo poco nos distinguimos unos de los otros. Aunque, en cuanto al temperamento, que es muy importante en la música, debo reconocer que los pueblos de países cálidos podrían compartirlo con nosotros, los centroeuropeos", recalca Jana Koubková.

Y como si deseara darle más sentido a sus palabras, comienza a entonar ritmos latinos como, por ejemplo, "Agua de beber".

Junto con un gran talento y admirable voz, Jana Koubková tiene la capacidad de conectar fácilmente con el público. Y a pesar de tener ya más de sesenta años de edad, muchos jóvenes artistas podrían envidiarle a Koubková su gran vitalidad que se hace patente especialmente durante sus actuaciones en festivales, conciertos y clubes de jazz.

palabra clave:
audio