El presidente nombra al nuevo Gobierno checo

Václav Klaus y Cyril Svoboda, foto: CTK

El presidente checo, Václav Klaus, nombró este miércoles por la mañana en el Castillo de Praga al nuevo Gobierno. Hace 39 días que el primer ministro saliente y jefe del Partido Socialdemócrata, Vladimír Spidla, renunció a ambos cargos después de que el comité ejecutivo socialdemócrata no le diera su voto de confianza, tras el fracaso de dicha agrupación política en las euroelecciones.

Václav Klaus y Cyril Svoboda, foto: CTK
Dieciocho ministros, entre ellos dos mujeres, se desempeñarán en el nuevo Gabinete, es decir, uno más que en el Gobierno anterior. El Partido Socialdemócrata se encargará de la mayoría de las Carteras, sus socios de coalición, el democristiano Partido Popular y la Unión de la Libertad, regirán cada uno tres Ministerios. El líder socialdemócrata y nuevo primer ministro, Stanislav Gross, indicó que la Socialdemocracia consiguió los sectores claves para cumplir su programa político.

"Nuestra prioridad es aumentar la influencia de la Socialdemocracia en el sector del desarrollo de la economía checa, entre otros puntos destaca el apoyo de la vivienda a las familias jóvenes con hijos", dijo el jefe de Gobierno más joven en la historia de la República Checa.

La mayoría de los ministros desempeñaron su cargo ya bajo el liderazgo de Vladimír Spidla, el nuevo Gabinete solamente incluye seis nuevos nombres.

Václav Klaus con Stanislav Gross y Cyril Svoboda (de izquierda), foto: CTK
Ésta fue una de las razones por las que el jefe de Estado, Václav Klaus, no se mostró muy satisfecho con la composición del nuevo Gabinete, pero, según sus palabras, "no quería postergar inútilmente el nombramiento del nuevo Gobierno".

Por su parte, la oposición augura que el equipo de Gross solamente intentará aumentar sus preferencias de voto con medidas populistas y lisonjeras. Asimismo, varios analistas se muestran escépticos en cuanto a la declaración gubernamental, diciendo que algunos ministros prometen cosas que no podrán cumplir.

El Gabinete tiene que pedir el voto de confianza a la Cámara de Diputados en 30 días a partir de este miércoles. La Coalición gubernamental dispone en la Cámara Baja de una apretada mayoría de tan sólo un voto. Pero, a pesar de la crítica por parte de varios diputados del propio Partido Socialdemócrata, Stanislav Gross está convencido de que la Cámara Baja confirmará el nombramiento del nuevo Gobierno.