El impuesto a la renta se mantendrá en el 15 por ciento

El Senado aprobó este jueves algunas importantes enmiendas a la ley fiscal. Los senadores decidieron, por ejemplo, que el impuesto sobre la renta se mantendrá en el 15 por ciento el próximo año en la República Checa.

Jaroslav Kubera (Foto: Zdeněk Vališ)
Según la ley en vigor, el impuesto sobre la renta debió reducirse al 12,5 por ciento en 2009. Sin embargo, los senadores decidieron mantener la tasa en el 15 por ciento actual también para el próximo año. A cambio, dieron su visto bueno al proyecto que supone reducir los pagos del seguro social en un 1,5 por ciento. De esa forma, el próximo año se reducirán las cargas de todos los empleados.

La oposición critica el proyecto y dice que la nueva medida traerá ventajas sólo para la gente con ingresos elevados. Algunos senadores de la coalición gubernamental admiten que la nueva ley aún no es del todo perfecta. Jaroslav Kubera, del Partido Cívico Democrático, se sintió decepcionado, ya que la ley ha sido aprobada sin un debate previo más amplio.

“El sistema de impuestos es injusto debido a las intrigas que han surgido durante el proceso de aprobación de esta ley. Ahora ha mejorado un poco la situación, pero no se trata de una solución sistemática. A mí me molesta que estas leyes siempre se aprueben así de prisa, sin un debate profundo”.

Los senadores, además, dieron luz verde a la introducción del impuesto sobre bienes inmuebles para los dueños de viviendas nuevas.

Siete senadores votaron en contra de dicha ley, entre ellos Tomáš Töpfer, quien reprochó la falta de continuidad de las nuevas leyes con respecto al sistema actual.

“Voté en contra. No digo que los que construyan una nueva vivienda no deben pagar el impuesto. Los 80 euros por año no cargarán demasiado su presupuesto familiar, pero no me gusta que cambiemos las leyes de esta forma y modifiquemos las reglas en pleno juego”.

En caso de ser ratificadas por el presidente, las nuevas leyes entrarán en vigor el próximo uno de enero.