El Gobierno despedirá a miles de empleados públicos

Vladimir Spidla, foto: CTK

El Gobierno checo tiene previsto despedir a unos 16 mil empleados públicos antes de 2006, para ahorrar recursos de las arcas estatales. Es decir que, según el proyecto, aproximadamente una trigésima parte de los empleados del sector público perderán su trabajo.

Vladimir Spidla, foto: CTK
Al reducir el número de los empleados en el sector público, el Gobierno supone ahorrar en los tres años unos 50 millones de euros. El Gabinete no ha coincidido hasta el momento sobre la forma concreta del reducimiento de la plantilla, según alegó el primer ministro, Vladimír Spidla.

"El Gobierno decidió llevar a cabo la reforma reduciendo el número de los órganos centrales de la administración estatal. Cada uno de los ministros presentará una propuesta concreta en cuanto a los recortes que podrían realizarse en los respectivos sectores", dijo el primer ministro sosteniendo que el Gobierno incluso considera la posibilidad de disolver o fusionar algunos Ministerios.

La reducción en las plantillas va aparejada con el proyecto de la reforma de las finanzas públicas con la que el Gabinete quiere hacer frente al creciente déficit presupuestario. El primer ministro checo advirtió que si no se realiza la reforma, los empleados públicos cobrarán dentro de 10 años la mitad de su sueldo. En caso de que el Parlamento no dé su visto bueno al proyecto de la reforma, el Gobierno debería dimitir, agregó Vladimír Spidla.

"La reforma es tan importante que si el Gobierno no logra implantarla, debería considerar bien si vale la pena seguir en el poder. El Gobierno, incluyendo al primer ministro, lleva la responsabilidad por el funcionamiento del Estado y tiene que pagar por sus errores", resaltó el primer ministro.