El Gobierno apoyará indirectamente a los exportadores

Foto: Comisión Europea

El Gobierno está dispuesto a apoyar indirectamente a los exportadores del país que se vean afectados por la crisis financiera. Así lo afirmó el primer ministro checo, Mirek Topolánek en una tertulia televisiva del pasado domingo.

Mirek Topolánek, el primer ministro checo
De cara a la crisis financiera, se espera que el sector de exportación checo sufra problemas graves debido a su estrecha relación con las economías vecinas. El jefe del Gobierno adelantó que el Estado podría fomentar a los exportadores afectados por la desfavorable situación económica a través de una inyección financiera por parte del Banco Nacional de Exportación y el Instituto de Seguros EGAP, por ejemplo.

“Es decir, aumentar nuestra participación, simplificar el proceso de liberación de medios para la pequeña y mediana empresa. Eventualmente, aprovechar los fondos estructurales y del Banco Europeo de Inversiones para poder ayudar a los que tienen problemas con entregas de crédito. Ese problema tenemos que solucionarlo y nosotros disponemos de herramienta para hacerlo”.

El primer ministro destacó que el Gobierno no puede parar el inminente descenso de la economía nacional, pero que por lo menos puede ayudar a los exportadores y tratar de mejorar la movilidad en el mercado de mano de obra.

Foto: Comisión Europea
Por otro lado, el jefe del Gobierno volvió a reiterar que la República Checa por el momento no ha sido afectada de manera directa por la crisis financiera, gracias a la reducción del déficit estatal presupuestario y los gastos mandatorios, entre otros.

Sin embargo, varias empresas del país ya han adoptado medidas de ahorro, han reducido la producción y las plantillas debido a la crisis. Algunas firmas incluso se vieron obligadas a declararse en bancarrota.

Las previsiones para el futuro tampoco son muy optimistas. Se espera que este año el crecimiento de la economía checa ascienda al cuatro por ciento, pero el próximo año caerá por debajo del dos por ciento, según augura un informe publicado recientemente por el Fondo Monetario Internacional.