El Gabinete sufre su primera derrota en la lucha contra el tabaco

r_2100x1400_radio_praha.png

El Gabinete checo ha sufrido la primera derrota en su lucha contra el tabaquismo, encabezada por el ministro de Salud, Bohumil Fiser. Los diputados obligaron al Gabinete a retirar la enmienda a la ley sobre la publicidad que estipulaba la total prohibición de los productos de tabaco y del patrocinio de las tabacaleras.

El viceministro de Industria y Comercio, Karel Spacek, explicó que la enmienda rechazada había sido preparada de acuerdo con la respectiva directriz de la Unión Europea. Las complicaciones se produjeron cuando Alemania y otros países comunitarios presentaron ante el Tribunal Comercial Europeo una protesta contra la prohibición de la publicidad de los productos de tabaco y su demanda prosperó.En vista de ello, la Cámara Baja de la República Checa interrumpió la primera lectura del borrador gubernamental y obligó al Gabinete a retirarla.

El borrador preparado por el Gabinete de Milos Zeman estipulaba una severa regulación de la publicidad de los productos de tabaco, autorizando la colocación de ésta tan sólo en los locales de venta de dichos productos. Los especialistas señalan que esta medida surte efecto.Tras la prohibición de la publicidad del tabaco, en Noruega bajó en 20 años el consumo de cigarrillos en un 26 por ciento.

El ministro de Salud, Bohumil Fiser, alega que la publicidad del tabaco es nociva sobre todo por dirigirse a los menores. Vallas publicitarias en las que un un vaquero monta un impresionante caballo no atraerán a un adulto sino a un adolescente que lee libros de aventuras del Lejano Oeste, alega Fiser.