El Ejército checo se profesionalizará en el ano 2007

r_2100x1400_radio_praha.png

En la República Checa será cancelado a partir del ano 2007 el servicio militar obligatorio. El Gobierno checo aprobó el proyecto de reforma de las fuerzas militares, propuesto por el ministro de Defensa, Jaroslav Tvrdík, cuyo punto principal lo representa la profesionalización del Ejército checo.

Según el ministro de Defensa, Jaroslav Tvrdík, dentro de cinco anos el Ejército checo debería convertirse en un organismo más reducido, flexible y moderno para responder a las necesidades del país y también de la OTAN.

Pese a que al Gobierno le espera aún una maratón de deliberaciones con la oposición, la mayoría de los diputados coincide en la necesidad de este cambio. La reforma goza del respaldo del presidente, Václav Havel, quien en forma excepcional asistió a la sesión del Gabinete. Havel afirmó desde hace varios días que se compromete a contribuir en el exitoso transcurso de la reforma, sobre todo, en lo referente al amplio consenso político. También el propio presidente de la Cámara Baja, Václav Klaus, sostuvo que las elecciones parlamentarias en 2002 no deben influir sobre el transcurso de la reforma.

De cara al futuro, un reducido Ejército profesional requerirá menores gastos de las arcas estatales, no obstante, la financiación de la reforma representará elevados gastos financieros, destacó el primer ministro, Milos Zeman, agregando que a inicios del ano 2007 el Ejército checo debería contar con unos 35 mil soldados profesionales a lo máximo y con unos 10 mil empleados civiles.

Según politólogos, la decisión del Gobierno puede resultar un tanto sorpresiva, puesto que la profesionalización del Ejército checo no figura en el programa del gubernamental Partido Socialdemócrata. Sin embargo, la realidad demuestra la necesidad de tal paso, puesto que cada ano disminuye el número de jóvenes dispuestos a ejercer el servicio militar obligatorio, optando la mayoría de ellos por el servicio civil, mientras que otros tratan de conseguir ilegalmente un certificado médico que les excluya del servicio militar.