El caso "Plomo" y la socialdemocracia

r_2100x1400_radio_praha.png

Tras finalizar sus vacaciones de verano, el Primer Ministro checo, Milos Zeman, tiene que enfrentarse nuevamente con el caso "Plomo" que surgió en el equipo de asesores de Milos Zeman con el fin de desacreditar a la política socialdemócrata, Petra Buzková.

El diario Mladá Fronta Dnes publicó en mayo pasado su primera información sobre el caso "Plomo". La denominación se basa en el símbolo químico de este metal, "Pb", que coincide con las iniciales de la ex vicepresidenta de la Socialdemocracia checa, Petra Buzková. El 17 del mayo pasado, Petra Buzková presentó una acusación jurídica contra el responsable anónimo.

Entretanto, el consultor del Primer Ministro, Zdenìk Sarapatka, declaró ante la policía que el documento confidencial fue elaborado por el asesor de la Oficina de Gobierno, Vratislav Síma. La declaración de Sarapatka fue publicada nuevamente por el rotativo Mladá Fronta Dnes. Al mismo tiempo, Sarapatka indicó que el Primer Ministro, Milos Zeman, conoce el nombre del autor del proyecto "Plomo", aunque Zeman lo niega, al igual que la policía. El director de la Oficina de Investigaciones de Praga, Zdenìk Janíèek, constató que lo único que saben los órganos de investigación es que el documento confidencial contiene informaciones infundadas.

El caso "Plomo" provocó turbulencias en el seno del Partido Socialdemócrata. El Viceprimer ministro, Vladimír Spidla, informó que la dirección del Partido podría tratar sobre este problema ya en su sesión del sábado próximo. En la investigación de los antecedentes del "caso Plomo" insisten también muchas organizaciones regionales de dicha formación política.

Por su parte, los líderes de los partidos políticos de oposición sostienen que el Primer Ministro, Milos Zeman, debería reconsiderar la composición de su equipo de asesores. En esta opinión coincide también el Partido Cívico Democrático, que colabora con la Socialdemocracia a través del Pacto de Estabilidad Política.

Autor: Vít Urban
audio