Economía mundial atraviesa los mayores problemas de la historia

r_2100x1400_radio_praha.png

La economía mundial también se ha visto afectada por la grave situación que enfrenta EE.UU. a raíz del golpe asestado por el terrorismo internacional. El analista de la Fundación Patria Ondrej Schneider asegura que la economía mundial se encuentra ante uno de los mayores desafíos del siglo.

"Debo reconocer que en estos momentos resulta sumamente difícil decir cuál será la dimensión de las consecuencias del ataque terrorista en la economía mundial, pero la primera reacción nos llegó de la Bolsa internacional. En Europa y Japón, que fueron las Bolsas que abrieron se registraron pérdidas de muchos millones de dólares. Algo importante es que los principales centros de inversión iniciaron sus actividades partiendo de la peor situación imaginable, lo que de cierta manera ayudó a superar las grandes pérdidas del martes y del miércoles. Se registra una leve recuperación general, pero sigue existiendo mucha incertidumbre".

La economía mundial se encuentra cada vez más entrelazada y el estallido de una crisis en una parte del mundo afecta inmediatamente a los países de otras regiones. La economía de la República Checa está muy ligada a la de Alemania y por ende también a la europea en general, por lo que los ciudadanos checos sufrirán también en carne propia las consecuencias.

"En este mundo cada vez más interdependiente lo que afecta a EE.UU. se refleja en Europa y por consiguiente también lo notaremos en la República Checa, porque somos parte de un mismo mundo económico que empieza en Wall Street y termina en Tokio. Pero como decía al principio en estos momentos los pronósticos son prácticamente imposibles. Muy grave resulta el hecho de que el atentado terrorista empeoró la mala situación de la economía mundial, y concretamente el ano 2001, se presenta como un ano sin mayores perspectivas de crecimiento de la economía global, una amenaza desconocida para la humanidad, que se multiplicó por el ataque terrorista contra EE.UU.", explicó el analista checo Ondrej Schneider.

Autor: Federico Picado
audio