Dos días que cambiaron Europa

Foto: CTK

A pesar de haber tardado tan sólo dos días, la reunión cumbre de la OTAN, celebrada en Praga los días 21 y 22 de noviembre, se escribió en los anales de la historia como la reunión que cambió el mapa de Europa.

Foto: CTK
La capital checa, Praga, recibió durante dos días a más de 40 presidentes y jefes de Estado de países miembros y de, en ese momento, siete países adeptos.

Se trató de una transformación espectacular ya que fue la primera vez en la historia de la Alianza que la misma se amplió a siete países y todos del otro lado de la extinta "Cortina de Hierro".

El secretario general de la OTAN, George Robertson, sostuvo que la cumbre de Praga, fue una reunión de transformaciones, donde se dio la bienvenida a nuevos miembros y a partir de ahora se esperan nuevas misiones.

Robertson subrayó que se tomaron decisiones sumamente importantes como la creación de una Fuerza de Respuesta Rápida y móvil capaz de hacer frente a todo tipo de crisis y amenazas futuras.

Con la celebración de la Cumbre de la OTAN en Praga, el presidente checo, Václav Havel, vio cumplido uno de sus grandes sueños políticos, ya que como indicara en la capital checa se decidió la disolución del Pacto de Varsovia y en Praga tuvo lugar la mayor ampliación en la historia de la Alianza Noratlántica.

Václav Havel, su esposa Dagmar, Jacques Chirac y George Robertson, Foto: CTK
Eslovenia, Eslovaquia, Estonia, Letonia, Lituania, Rumania, y Bulgaria, fueron invitados a integrarse a la OTAN, ahora empezarán las negociaciones para que estos siete países poscomunistas ingresen en la Alianza en 2004.

Al evaluar la ampliación de la OTAN el presidente checo, Václav Havel, se refirió al derecho de los países de firmar alianzas con quien lo deseen.

"Se trata de una manifestación de respeto al derecho soberano de los países de cooperar e integrar alianzas con quién lo deseen. Se trata de una oportunidad para demostrar que ya terminó la era de la división forzada en la que las potencias incluían a los países pequeños en sus áreas de influencia, de intereses".

La celebración de la cumbre de la OTAN se vió acompañada de las mayores operaciones de seguridad en la historia del país. Un total de 12 mil policías reforzados por soldados tuvieron a su cargo velar por el transcurso de la reunión.

Tomando en cuenta la concentración de presidentes, y la presencia del presidente estadounidende, George Bush, aviones de la Fuerza Aérea norteamericana custodiaron el espacio aéreo checo.

Para ello se utilizaron aviones caza F-15 y F-16 así como MIG 21 de la Fuerza Aérea checa. Según datos oficiales y de los activistas antiglobalización, se esperaban multitudinarias manifestaciones en las calles de Praga.

George Robertson, Foto: CTK
Después de la experiencia de hace dos años, durante la sesión del Fondo Monetario Internacional, que desembocó en una batalla campal, la policía se preparó para no dejar nada a la casualidad.

No obstante, los manifestantes brillaron por su ausencia. Y para unos 500 anarquistas estuvieron preparados 12 mil policías. El Ministro del Interior, Stanislav Gross, explicó que estuvieron preparados sobretodo para eventuales ataques terroristas.

En fin, la cumbre transcurrió sin ninguna interrupción y lo más importante fue el anuncio de que siete países poscomunistas fueron invitados a la OTAN.

"Invitamos a las conversaciones de adhesión a los siguientes países: Bulgaria, Estonia, Lituania, Letonia, Rumania, Eslovaquia y Eslovenia esa fue la invitación oficial hecha en Praga por el secretario general de la OTAN, George Robertson".

Sin lugar a dudas de gran importancia resulta también la desición tomada en Praga de crear una Fuerza de Respuesta Rápida. Capaz de combatir en cualquier lugar del mundo donde surja una amenaza para la seguridad de sus miembros.

Según explicara el secretario general de la Alianza, George Robertson, se trata de una "decisión firme y no de una simple declaración, ya que esa fuerza deberá ser operativa de forma inicial lo antes posible".

De acuerdo con el comunicado oficial la Fuerza debería alcanzar su capacidad operativa antes de octubre de 2004 y estar completamente operativa a más tardar en octubre de 2006, y deberá ser "flexible, desplegable, interoperativa y apta para mantener operaciones prolongadas.

La Fuerza de Respuesta Rápida deberían integrarla elementos terrestres, marítimos y aéreos preparados para transportarse rápidamente a cualquier lugar del orbe, con un total de 20 mil efectivos de combate.

En la cumbre de la OTAN en Praga también se habló de la importancia de las nuevas tarea de la Alianza en la lucha contra el terrorismo internacional. La OTAN se amplió hasta las puertas de Rusia, aumentando la zona de seguridad, paz y estabilidad.

Fotogalería: Cumbre de la OTAN en Praga

author: Federico Picado
audio