Diplomático checo en "trabajo voluntario"

r_2100x1400_radio_praha.png

Algunos medios de información británicos, como el The Times, el Daily Telegraph y la BBC, han hecho pública la supuesta decisión del Embajador checo en Gran Bretaña, Pavel Seifter, de lavar ventanas en Londres, dedicándose a este trabajo a media jornada.

La información ha despertado interés no sólo en Gran Bretaña, sino también en la República Checa. El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de este país, Ales Pospísil, comentó al respecto que es poco corriente que un diplomático se proponga realizar similares actividades. A la vez anadió que sin un esclarecimiento previo del asunto con el propio Embajador, Pavel Seifter, quien actualmente está de vacaciones, el ministerio no adoptaría una postura oficial al respecto.

En posterior llamada telefónica a la agencia noticiosa checa, CTK, Pavel Seifter aclaró que su decisión de lavar ventanas nada tenía que ver con su misión diplomática en Gran Bretaña. Recordó que durante la era comunista en Checoslovaquia se había visto obligado durante varios años a dedicarse a ese trabajo, por lo que considera "poseer los conocimientos y habilidades necesarios" para hacerlo.

El diplomático checo, de 62 años, desea comprobar sus capacidades de lavador de ventanas en el rascacielos Canary Wharf, situado en la zona este de Londres. Subraya que la actividad tendría un carácter puramente caritativo, desmintiendo así las especulaciones de ciertos círculos, de que se proponía enriquecer de esta forma su presupuesto familiar. "En Occidente es corriente que altos cargos se dediquen a diferentes labores con fines caritativos y yo quiero hacer algo similar", afirmó Pavel Seifter. Añadió que entre las organizaciones de orientación caritativa que se mostraron interesadas en coparticipar en la actividad figura la Cruz Roja británica.