Descubren en Praga esqueleto de una mujer de la edad de bronce

Schädel von Homo sapiens

Se preparan cambios en el sistema tributario; descubren en Praga esqueleto de una mujer de la edad de bronce, se efectuará escrutinio nacional de estudiantes gitanos de enseñanza media.

Eduard Janota, foto: ČTK
El ministro de Finanzas, Eduard Janota, prepara cambios radicales en la ley de impuestos sobre los salarios, informa Hospodářské Noviny. Su objetivo es simplificar al máximo el sistema tributario nacional.

Janota quiere eliminar en primer lugar las más de cien excepciones a la regla que contiene la normativa y unificar los impuestos. El borrador de la nueva ley podría ser presentado a la Cámara de diputados a principios del próximo año, sostiene Hospodářské Noviny.

Arqueólogos descubrieron en Praga el esqueleto de una mujer de la edad de bronce, escribe Právo. Se trata al parecer, de los restos de una de las más antiguas habitantes de la capital checa.

El esqueleto fue hallado durante trabajos de reconstrucción en el barrio de Praga 6. Los arqueólogos descubrieron los restos de un cementerio de la edad de bronce, o sea, de hace unos 1.400 ó 1.800 años antes de nuestra era.

Junto al esqueleto fue hallado también el resto de la planta de un antiguo zapato, lo que documenta que ya en aquel entonces los habitantes de estas tierras usaban calzado, escribe Právo.

Según Lidové Noviny, próximamente se efectuará un escrutinio nacional de los estudiantes gitanos de enseñanza media.

Hasta el momento no existen datos concretos sobre cuántos jóvenes gitanos continúan sus estudios después de acabar la enseñanza básica. Se calcula no obstante que su número es mínimo.

En base al escrutinio se estudiará la posibilidad de que en las escuelas básicas con mayor número de alumnos gitanos trabajaría también un determinado número de educadores auxiliares que ayudarían a esos niños con el aprendizaje.

Según Lidové Noviny, la medida responde a un plan nacional para integrar a esa etnia en la sociedad checa, promovido por el ministro para los Asuntos de las Minorías, Michael Kocáb.

Los coches mal aparcados en los barrios céntricos de la capital checa son un buen negocio para la Alcaldía de Praga, escribe Mladá Fronta Dnes.

Desde que se introdujo el sistema de las zonas con permiso especial de aparcamiento, las grúas para el transporte de automóviles son el mayor enemigo de los conductores. Al estacionar en una de esas zonas sin disponer del permiso, uno puede quedarse sin coche. Las grúas se lo llevan y, para recogerlo, el conductor debe pagar una alta multa.

Los ingresos que en seis meses ha obtenido la compañía encargada del traslado de los coches mal aparcados, superan los 20.000 euros. Una tercera parte le corresponde a la Alcaldía de Praga. Es natural que los concejales defiendan el nuevo sistema de estacionamiento a pesar de las críticas de los ciudadanos, señala Mladá Fronta Dnes.