De espías rusos, turistas en aprietos y plata en Berlín

Foto: ČTK

Espías rusos expulsados de la República Checa y la represalia de Moscú que no se hizo esperar. Turistas checos varados en distintos aeropuertos, esperando aviones fantasmas. Y la gloriosa medalla de plata de Barbora Špotáková en los Mundiales de Atletismo de Berlín. La semana noticiosa ha sido muy variopinta y movida.

La mejor noticia de la semana es digna de John Le Carré, el gran escritor inglés. Claro, porque trata de espías y de intrigas internacionales.

Dos funcionarios diplomáticos de la embajada rusa en Praga fueron expulsados de Chequia, acusados de realizar labores de espionaje.

El hecho trascendió el lunes, aunque no se sabe a ciencia cierta cuándo ocurrió la expulsión.

La sospecha de que agentes rusos trabajan encubiertos en el país no es nueva. Según agentes de inteligencia checos, hasta dos tercios del personal de la representación diplomática rusa, colabora con los servicios secretos.

Para el ex jefe de la inteligencia militar checa, Andor Šándor, el dato no es ninguna exageración.

“La Federación Rusa está muy interesada en el desarrollo de la República Checa desde la caída del Telón de Acero. No me refiero a que busquen información sobre el Ejército Checo o el Ministerio de Asuntos Exteriores, sino sobre cuestiones de defensa y seguridad de todo el conjunto de la OTAN y las relaciones con los Estados Unidos”.

Embajada rusa en Praga
La respuesta rusa no se hizo esperar. El martes se supo que, en un acto de reciprocidad, de la que Moscú es tan amiga, dos funcionarios checos habían sido expulsados de Rusia.

La embajada checa en Moscú le bajó el perfil al asunto: “No existe ningún conflicto diplomático entre ambos países”, fue el escueto comunicado que emitieron.

Y desde el Ministerio de RR.EE., el único que habló fue, obvio, el portavoz, Milan Řepka, quien prefirió enfriar el tema.

“Sobre informaciones de este tipo y sobre si tales hechos se han producido o no, el Ministerio de Asuntos Exteriores de la República Checa no se pronuncia”.

El ex jefe de los servicios secretos del Ejército checo, Andor Šándor, no se mostró para nada sorprendido con la medida de represalia rusa.

“Podemos esperar una rápida respuesta equivalente del lado ruso. Seguramente dentro de poco algunas personas de la representación diplomática checa en Moscú tendrán que hacer las maletas. Reacciones así son comunes en el mundo de la diplomacia y los rusos han demostrado ser especialmente estrictos tomando semejantes medidas con Gran Bretaña, por ejemplo”.

La representación diplomática rusa en la República Checa suma más de 200 funcionarios, entre la embajada en Praga y los consulados en Karlovy Vary y Brno. La de Chequia en Rusia es mucho más modesta.


Foto: ČTK
La semana que acaba comenzó con otra mala noticia relacionada con las vacaciones de verano. Pero esta vez no fue la quiebra de una agencia de viajes.

Un grupo de 600 turistas checos quedaron varados entre 24 y 48 horas en distintos aeropuertos, tanto nacionales como extranjeros, a la espera de sus aviones, los que, por razones misteriosas, tardaron todo ese tiempo en recogerlos.

Los viajeros, clientes de la agencia Sunny Days, no recibieron nunca una explicación satisfactoria y la espera fue larga, tediosa y calurosa. La peor parte se la llevaron 300 turistas que debían volver de la isla de Djerba, en Túnez.

El portavoz de la Asociación de Agencias de Viaje checas, Tomio Okamura, criticó la mala gestión de Sunny Days, empresa que se vio sobrepasada por la demanda veraniega y no se dignó a alertar a sus clientes.

“Buscar aviones para 300 pasajeros a última hora, porque de pronto la agencia se entera que tiene 300 clientes y no sabe cómo transportarlos a sus diferentes destinos…, me parece algo inusual y poco profesional en el sector turístico”, indicó Okamura.

No se trata del primer problema que deben enfrentar los sufridos turistas checos.

En lo que va del verano tres agencias de viajes ya se declararon en quiebra. Entre ellas Tomi Tour, una de las mayores del país, que con su bancarrota perjudicó a tres mil personas que se encontraban de vacaciones en diferentes destinos turísticos tanto europeos como más exóticos.


Usain Bolt, foto: ČTK
Pasamos de golpe al deporte. La atención de todo el mundo se centra estos días en Berlín, donde el jamaicano Usain Bolt está haciendo historia.

Pues bien, entre los ganadores de medalla en los Mundiales de Atletismo que se desarrollan en la capital alemana está una checa.

Se trata de Barbora Špotáková. La campeona olímpica, de 28 años, se tuvo que conformar con la plata. El oro se lo arrebató, sorpresivamente, la alemana Steffi Nerius, una veterana de 37 años, quizás en su última cita de envergadura, que logró un lanzamiento de 67,30 metros.

El segundo lugar no le sabe tan mal a Špotáková, según reconoció en declaraciones para la Televisión Checa.

Barbora Špotáková, foto: ČTK
“Siempre es maravilloso conseguir una medalla en un campeonato del mundo, sea cual sea, así que yo estoy muy contenta y satisfecha con la plata. Por supuesto, uno siempre espera ganar y lograr el oro, pero una medalla es una medalla. No esperaba que la competición se desarrollara así, pero por eso es tan bonito este deporte, porque cada vez que competimos es distinto, no se puede predecir el resultado”.

Barbora Špotáková además sostuvo que Steffi Nerius, la ganadora del oro, era su amiga, así que se alegraba mucho con su triunfo. “De verdad que se lo merece, especialmente ante su público. Ha trabajado muy duro para lograrlo”, indicó, demostrando su espíritu deportivo.

El decatlonista Roman Šebrlé, uno de los grandes favoritos, que defendía el título logrado en Osaka en 2007, decepcionó nuevamente, como ya lo hizo en Pekín el año pasado. El medallista de oro en Atenas 2004, se tuvo que conformar con el lugar 11.

El atleta Petr Svoboda, en tanto, logró el sexto lugar en los 110 metros vallas, con un tiempo de 13,38 segundos.


Y del atletismo saltamos a la cultura, con un festival circense que se desarrolla estos días en la capital checa.

Se trata del Letní Letná, que se realiza en ese famoso parque capitalino. Ondřej Cihlář, director artístico del encuentro, destaca la participación de varios grupos de Francia, precursores del circo contemporáneo.

“Los franceses traen un género que es muy nuevo en este país. Cada espectáculo de estos tres grupos ofrecerá un aspecto diferente del nuevo circo. Con ‘Vochok’, del grupo Cirque Trottola, que son los que empezaron con este género, se puede ver hacia dónde avanzó el nuevo circo. Y en qué momento está, se puede ver con los jóvenes de la escuela más importante del nuevo circo en Francia, que con la compañía Le Boustrophédon, ofrecen su espectáculo ‘La corte de los milagros’”.

Hasta el 31 de agosto, el público podrá disfrutar de casi un centenar de actuaciones en Letní Letná. Los niños serán los más beneficiados con hasta cinco espectáculos diarios dirigidos exclusivamente a ellos.