Crean una nueva unidad para combatir la delincuencia financiera

Foto ilustrativa: compose, stock.xchng

Los ministerios de Interior y de Finanzas checos están creando un grupo especial formado por policías, aduaneros y especialistas en el sector impositivo que debería prevenir y combatir los negocios ilegales y la evasión de impuestos. El grupo debería iniciar sus actividades a partir de septiembre próximo.

Foto ilustrativa: compose, stock.xchng
Unos 40 miembros integrarán la nueva unidad especial de lucha contra fraudes al IVA e impuesto al consumo. Gracias a procedimientos ilegales se enriquecieron en Chequia decenas de personas en los últimos años.

Los ministerios de Finanzas e Interior acordaron hacer frente conjuntamente a las prácticas financieras ilegales. La estrecha cooperación de los expertos de varios sectores con competencias determinadas permitirá coordinar la aplicación de las técnicas y métodos necesarios. Sin embargo, aún así será necesario aprobar previamente algunos cambios legislativos como por ejemplo, una enmienda al Código Penal y la creación de un registro central de cuentas bancarias, administrado por el Banco Nacional Checo, según recalca el ministro de Finanzas, Andrej Babiš.

Andrej Babiš y Milan Chovanec, foto: ČTK
”En caso de ser investigado actualmente un sospechoso y se necesite examinar sus cuentas bancarias, hay que enviar por escrito una solicitud a decenas de bancos, lo que prolonga la investigación porque no todos responden de inmediato. Es muy importante por tanto que exista un registro central de cuentas, donde se pueda seguir el flujo de dinero de las compañías sospechosas de actividades criminales en el mercado financiero”.

Chequia se inspiró en la creación del grupo de lucha contra los delitos financieros en Eslovaquia, donde semejante unidad llamada ‘Kobra’ impidió la evasión de unos 94 millones de euros el año pasado. En caso de que el trabajo del grupo especial de policías, aduaneros y expertos impositivos checos arroje buenos resultados durante el período de prueba inicial, a partir de enero de 2015 se extenderían sus actividades y aumentaría el número de sus miembros.

Foto ilustrativa: Kristýna Maková
En tal caso también el Gobierno desistiría de la idea de restablecer la Policía Financiera que fue disuelta hace siete años por el entonces ministro del Interior Ivan Langer, afirma el actual ministro de esa cartera, Milan Chovanec.

”En caso de ser necesario que esta colaboración sea promovida en el marco formal de la Policía Fiscal como una institución, no nos opondremos a su creación. Pero según afirman los especialistas fiscales y de la Policía, actualmente es mejor ir por este camino, o sea, del funcionamiento de un grupo independiente con competencias especiales”.

La nueva unidad de lucha contra las evasiones fiscales estará subordinada al Departamento de Lucha contra la Corrupción y la Delincuencia Financiera. Por el momento se encargará de casos donde los daños causados al Estado a causa del fraude sobrepasen los 5 millones de euros.