Comienza la renovación del Gobierno checo

Foto: ČTK

La renovación del Gobierno checo ha comenzado este lunes. El presidente, Václav Klaus, aceptará la dimisión del ministro de Transportes, Vít Bárta, acusado de sobornar a sus compañeros de Asuntos Públicos. El primer ministro, Petr Nečas, pide también la renuncia de otros dos ministros de ese partido: el de Interior, Radek John, y el de Educación, Josef Dobeš.

Václav Klaus, foto: ČTK
El presidente Václav Klaus subrayó que el Gobierno, integrado por el Partido Cívico Democrático (ODS), TOP 09 y Asuntos Públicos (VV), necesita profunda renovación. Por otro lado, después de que tres diputados de Asuntos Públicos abandonaran ese partido, reiteró que no tolerará un Gabinete apoyado por tránsfugas. Klaus, un apasionado jugador de tenis, abogó por un juego limpio en las canchas políticas checas.

“Al igual que en el tenis, en la política debe jugarse de manera abierta. El tenis político debe disputarse en las pistas, para que se vea claramente si la pelota ha superado la red o no. No me gusta que los choques se decidan en los vestuarios, como suele pasar con cada vez mayor frecuencia”.

Kristýna Kočí y Jaroslav Škárka, foto: ČTK
El escándalo de corrupción revelado en Asuntos Públicos la semana pasada dio inicio a la crisis gubernamental. Los vicepresidentes de dicha agrupación, Jaroslav Škárka y Kristýna Kočí, denunciaron al líder oficioso, Vít Bárta, por haberles entregado miles de euros para comprar su lealtad y ocultar las prácticas sucias en cuanto a la financiación de Asuntos Públicos.

Kočí, que calificó el partido de una secta dirigida de manera autócrata por Bárta, anunció haber recibido de él un sobre con medio millón de coronas, alrededor de 20.000 euros. El ministro de Justicia, Jiří Pospíšil, subrayó que Bárta así infringió tanto el código moral como la ley.

“Al entregar a alguien 500.000 coronas en efectivo, el ministro ha violado la ley contra el blanqueo de dinero. Él ha confesado hacerlo, pues que se investigue el caso y que se actúe en consecuencia”, dijo.

Vít Bárta, foto: ČTK
Además, el diario Mladá Fronta Dnes publicó el viernes un documento en el que se pone en evidencia que Bárta fundó Asuntos Públicos para crear un imperio político-económico con el fin de dominar el sector público para beneficiar la agencia de seguridad ABL dirigida por su familia.

Por eso el primer ministro, Petr Nečas, insiste en la dimisión de todos los políticos relacionados con dicha empresa.

En vista de los cambios en el Gobierno, la oposición ha exhortado al Gabinete que pida voto de confianza en la Cámara de Diputados antes de este viernes. En caso de que no la haga, lo hará la Socialdemocracia, adelantó el jefe de esa agrupación política, Bohuslav Sobotka.