Coalición gubernamental acordó reajustes del proyecto de reforma

Foto: CTK

La coalición gubernamental checa acordó este martes las últimas modificaciones en el proyecto de reforma del sistema de las finanzas públicas.

Mirek Topolanek (Foto: CTK)
Después de varios meses de trabajo y arduos debates entre los partidos de la coalición gubernamental, en horas de la noche de este martes el Gabinete integrado por el Partido Cívico Democrático, el democristiano Partido Popular y los Verdes, presentó el proyecto definitivo de reforma de las finanzas públicas. El borrador será debatido ahora en la Cámara de diputados y, según indican los observadores, su aprobación sigue siendo insegura.

El primer ministro, Mirek Topolánek, señaló estar satisfecho con el proyecto de reformas, al tiempo que reconoció que es el resultado de un acuerdo entre las formaciones de la coalición.

"Estoy convencido de que todos hemos actuado en forma correcta y hemos respetado las opiniones de los demás. El proyecto de reforma de las finanzas públicas me parece viable y no veo motivo alguno para que no puedan apoyarlo los diputados de todos los partidos parlamentarios", dijo Mirek Topolánek.

Uno de los cambios acordados a última hora por la coalición de Gobierno, es la reducción de los impuestos sobre los salarios en una cantidad mayor de lo que originalmente se había propuesto. Así, a partir del año 2008, los impuestos de las personas físicas se reducirían de los actuales 23 ó 19,5 por ciento mensuales, al 15 por ciento, cifra que sería uniforme para todos. Y en el 2009, los impuestos de las personas físicas bajarían al 12, 5 por ciento. Se cuenta igualmente con la reducción de los impuestos a las empresas.

Foto: CTK
Otro cambio en el proyecto de reforma que, no obstante, provoca desavenencias entre la oposición así como crítica de algunos diputados de la coalición, es la propuesta para que todos los pacientes, incluyendo niños y ancianos, paguen cierta contribución a la hora de visitar el consultorio médico y someterse a tratamiento. De esta obligación quedarían excluidas sólo personas con enfermedades crónicas.

El líder del opositor Partido Socialdemócrata, Jirí Paroubek, criticó al Gobierno por presentar el proyecto de reforma a última hora y calificó de inaceptables algunos cambios en el borrador.

"Considero que el Gabinete carece de profesionales y trata de encubrir esa carencia con arrogancia en su proceder. El proyecto gubernamental de reforma de las finanzas públicas me decepcionó y creo que una sensación semejante la tienen también algunos diputados de la coalición gubernamental".

El diputado del oficialista democristiano Partido Popular, Ludvík Hovorka, criticó que los menores de 15 años tengan que pagar en los consultorios médicos. Hovorka adelantó que en caso de no ser enmendada esa propuesta, no votaría a favor del proyecto de reforma.

Para ser aprobado el proyecto, la coalición necesita de 101 votos a su favor. En caso de carecer del apoyo de algunos de sus diputados, deberá fiarse de los tránsfugas del Partido Socialdemócrata, que le apoyaron ya en otras ocasiones.