Chequia y una inflación que marca máximos históricos

La inflación continúa batiendo récords en Chequia y supera la barrera del 10% por primera vez desde 1998. Los expertos afirman que el alza podría ser aún mayor.

La inflación continúa aumentando peligrosamente en Chequia hasta el punto de haber desbordado incluso las previsiones más pesimistas, en un proceso que se remonta ya al año pasado.

Precisamente a finales de 2021 esta rondaba el 7%. Fue entonces cuando el Banco Nacional Checo (ČNB) afirmó que este proceso continuaría y vaticinó que la misma llegaría hasta un 9% o 10%. “Si supera el 10% será por poco y durante pocos meses”, llegó a afirmar Petr Král, director del departamento monetario de la institución, en un mensaje tranquilizador.

Si bien cabe afirmar que el conflicto ucraniano y sus efectos eran imposibles de predecir por aquel entonces, lo único cierto es que la inflación ya alcanzó el 11,1% en el mes de febrero, superando en más de un punto el pronóstico del propio ČNB y marcando una vez más una cifra histórica. La última vez que esta superó la barrera del 10% fue en julio 1998.

Banco Central Checo | Foto: Štěpánka Budková,  Radio Prague International

“Es el primer crecimiento de dos dígitos registrado desde 1998. Es cierto que tal aumento de precios comenzó a mediados del año pasado y la cifra no es consecuencia de la guerra en Ucrania. Sin embargo, ciertamente veremos su impacto durante los próximos meses. Existe un gran riesgo de que la inflación siga aumentando en los próximos meses y el 12% es una cifra posible.” afirmó Jan Vejmělek, economista jefe de Komerční banka, a Radio Praga Internacional.

El Banco Central Checo se ha mostrado realmente agresivo a la hora de abordar esta problemática a través de varias subidas de la tasa de interés. De hecho, varios son los expertos que contemplan que la institución podría acometer un movimiento similar en el corto plazo y promover una nueva subida que lleve dicha tasa hasta el 5%.

“Esperamos que el Banco Nacional Checo anuncie un nuevo aumento de la tasa de interés en un 0,5% después de la próxima reunión de su directorio, que se espera que tenga lugar a finales de marzo", dijo el propio Vejmělek.

Las cifras evidencian que el alza de precios resulta cada vez más preocupante y nociva para el ciudadano. En términos mensuales, se registraron aumentos en frentes como la electricidad, que aumentó un 3,2% respecto a enero, el gas natural (5,6%), los combustibles sólidos (2,2%), las verduras (5,9%), la carne de ave (2,2%), los embutidos (2,2%), los refrescos (2,1%) o los productos de panadería y cereales (1,6%).

Las cifras impactan aún más si hablamos en clave interanual. Respecto al mes de febrero del año pasado, el aumento de precios se registra en prácticamente todos los sectores. Así sucede con la electricidad (22,6%), el gas natural (28,3%), la vivienda en propiedad (15,7 %), la calefacción y el agua caliente (12,4 %), los combustibles sólidos (17,9 %) o alquiler de pisos (4,3%).

También crecen los precios de la mantequilla (30 %), la harina (25,3 %), el azúcar (24,2 %), la leche semidesnatada (18,1 %), las patatas (14,7 %), los productos de panadería y los cereales (11,3%), las verduras (8%) o los refrescos (7%). De igual forma se ve afectada la hostelería, donde el precio en restaurantes y cafés también aumentó un 14,1%.