Castores regresan al río Elba

Castor, foto: Fritz Geller-Grimm, Creative Commons 3.0

El río Elba ha dejado de ser una alcantarrilla de Europa y su ecosistema empieza a renovarse.Una prueba de ello es que una decena de castores viven ahora en el curso inferior del Elba, en el tramo comprendido entre el castillo de Strekov, en Bohemia del Norte, y la frontera con Alemania. Los especialistas siguen atentamente si estos animales herbívoros lograrán sobrevivir y reproducirse en Bohemia.

Castor, foto: Fritz Geller-Grimm, Creative Commons 3.0
Son depredadores de peces y causan daño a la Naturaleza... Disparates de esta índole pueden oírse de vez en cuando acerca de los castores. Marian Páleník, presidente de la organización "Amigos de la Naturaleza" los refuta categóricamente. Y precisamente los miembros de esta asociación ecologista han registrado la presencia de los primeros diez castores en el curso inferior del río Elba, en Bohemia del Norte. Después de siglos de ausencia, la reaparición de castores es una señal muy alentadora.

Los castores vivieron en el tramo checo del Elba hasta el siglo 18 cuando fueron exterminados por el hombre.El último castor fue visto en 1722 en las afueras de la ciudad de Decín, situada a orillas del Elba, cerca de la frontera con Alemania.

Los castores se refugiaron posteriormente en una pequeña área, próxima a la ciudad alemana de Magdeburgo, donde sobrevivieron a la primera conflagración mundial y también a la Segunda Guerra Mundial, en la que estuvieron a punto de sucumbir.

El Elba cerca de Strekov, foto: Archivo de ČRo7
La población de castores de Magdeburgo creció y empezó a extenderse gracias a las rigurosas medidas de protección. En la pasada década una reducida avanzadilla de castores cruzó la frontera checo- alemana y apareció en el tramo del Elba entre las ciudades de Ústí y Decín,en Bohemia del Norte.

?A qué se debe la migración de castores alemanes a la República Checa? Según Marian Páleník, las aguas del Elba que atraviesa el territorio checo están ahora menos contaminadas y paulatinamente se ha venido renovando todo el ecosistema fluvial. El presidente de la asociación "Amigos de la Naturaleza" considera al castor como símbolo de la Naturaleza del Elba en proceso de recuperación. Insiste en que es erróneo pensar que el Elba siga siendo una alcantarrilla de Europa donde no hay especies animales a proteger.

La organización ecologista "Amigos de la Naturaleza" se empeña en que el curso inferior del Elba en el territorio checo sea declarado reserva biosférica de la UNESCO. Sin embargo, un pequeño grupo de empresarios quiere conseguir que en el Elba se realicen obras hidráulicas con el fin de mejorar las condiciones de navegación para embarcaciones de mayor calado. Este proyecto sería desastroso para el ecosistema fluvial ya que las obras durarían seis años y supondrían la remoción de medio millón de metros cúbicos de tierra.

Mina a tajo abierto, Bohemia del norte, foto: Lysippos, Creative Commons 3.0

Representantes de iniciativas ecologistas checas y alemanas entregaron recientemente al ministro checo de Medio Ambiente, Milos Kuzvart, una petición que exige la cancelación del proyecto de obras hidráulicas en el Elba. El documento fue firmado por 8 mil checos y 3 mil alemanes. Según los ecologistas, las obras hidráulicas en el Elba supondrían la desaparición de 14 especies de la fauna y la flora locales, entre ellos el castor.