Bielorrusia prohíbe las importaciones de Škoda Auto

Škoda Kodiak

Bielorrusia ha prohibido la importación de los productos de la empresa automotriz Škoda Auto debido a las “acciones hostiles contra la nación”.

El Gobierno bielorruso anunció en su página web que prohíbe la importación de los productos fabricados por Škoda Auto, al igual que las mercancías de las empresas alemanas Liqui Moly y Beiersdorf, propietario de Nivea. La lista de los productos prohibidos permanecerá vigente durante seis meses.

Las autoridades bielorrusas explicaron la decisión como una medida necesaria para proteger los intereses nacionales del país en vista de las “acciones hostiles contra la nación bielorrusa”.

La empresa Škoda Auto informó en enero que retiraría su patrocinio al campeonato mundial de hockey sobre hielo si se celebrara en Bielorrusia. Entonces, el jefe de comunicación de la compañía, Tomáš Kotera, afirmó que Škoda consideraba importante el cumplimiento y la defensa de todas las normas que tienen por objetivo la protección de los derechos humanos. También Liqui Moly y Beiersdorf se negaron a ofrecer su apoyo a un campeonato celebrado en un país en el que las manifestaciones tras la reelección del presidente Aleksandr Lukashenko estaban siendo reprimidas de manera brutal. No obstante, en su declaración, el Gabinete bielorruso no precisó que su decisión estuviera vinculada a la protesta de las empresas.

Si las autoridades bielorrusas descubren productos importados de estas compañías, estos deberán ser devueltos y las personas responsables estarán obligadas a poner fin a su actividad económica.

La restricción no se aplica a las situaciones en las que los productos son traídos al país por ciudadanos bielorrusos para uso propio o a los vehículos registrados en la Unión Económica Euroasiática.