Beijing 2008: Dos medallas de oro para la RCh en los dos primeros días

Kateřina Emmons (Foto: CTK)

Gracias a la buena puntería de sus tiradores, la República Checa ya acumula dos medallas de oro en su cuenta olímpica. Al cierre de la segunda jornada en Beijing, el país se encontraba encaramado en la cuarta posición del ránking general, por detrás sólo de Corea del Sur y de las dos grandes potencias deportivas del mundo, China y EE.UU.

Kateřina Emmons (Foto: CTK)
El caso de Kateřina Emmons fue incluso más extraordinario, si se puede: la deportista se adjudicó el primer oro disputado en Beijing, el sábado pasado, por lo que su nombre quedará inscrito entre los mejores momentos de estos Juegos Olímpicos.

En la competencia de carabina de aire comprimido a diez metros, la tiradora checa se impuso a la presión e incluso se dio el lujo de marcar un récord olímpico en la especialidad, con 503,5 puntos.

Kateřina Emmons reconoció que le resultó muy difícil lograr el oro.

Kateřina Emmons (Foto: CTK)
“Fue muy difícil, quizás si se trató de una de las competiciones más complicadas en las que he participado. Al comienzo estaba muy nerviosa, no me sentía nada de relajada. Pero después me dije: ‘Ahora ya no voy a pensar en otra cosa que en disparar bien’. Me concentré plenamente y de repente empecé a acertar”.

Muchos en la RCh temen que por estar casada con un estadounidense, de ahí su apellido, y por disfrutar en ese país de mejores condiciones para entrenar, la checa termine finalmente adoptando la nacionalidad de su marido.

Pero mientras ello no ocurra, acá se seguirán festejando los triunfos de Kateřina Emmons, que inauguró el oro olímpico de Beijing y trazó un camino lleno de esperanzas para los checos.

Y cuando todavía se celebraba esa temprana primera gloria olímpica, el también tirador David Kostelecký hizo madrugar al país el domingo con otro excelente triunfo. Bajo una implacable lluvia, el checo logró 25 aciertos de 25 posibles en la final del tiro al plato.

David Kostelecký (Foto: CTK)
Este inesperado segundo oro hizo brincar en el agua de emoción al competidor checo, que siempre se mostró confiado en ganar, según comentó.

“Creía en mis posibilidades, estaba convencido de que podía tirar bien. Me sentía relajado y confiado. Pero la verdad es que lograr los 25 aciertos en una final olímpica es un resultado que no se puede repetir muchas veces debido a la enorme presión sicológica. Ni siquiera sé cómo han terminado los demás tiradores, no he tenido tiempo para pensar en ello”.

David Kostelecký (Foto: CTK)
Kostelecký acumuló en total 146 aciertos, tres más que el italiano Giovanni Pellielo, que logró la plata.

Gracias a la actuación de sus tiradores, el deporte checo se encontraba, al cierre de la segunda jornada olímpica, el domingo, en el cuarto lugar de la tabla general de medallas, un resultado sorpresivo e impensable para un país tan pequeño, con poco más de diez millones de habitantes.

Además, el tenista Tomáš Berdych avanzó a la siguiente ronda del tenis individual olímpico, al vencer sin problemas al chino Xinyuang Yu, por 6-1 y 6-2, en una jornada marcada por las suspensiones debido a la lluvia.

palabra clave:
audio