Ayuda a distancia de familias checas a niños lituanos

r_2100x1400_radio_praha.png

La "adopción a distancia" es una realidad. Unos cuarenta niños de Lituania llegaron a la República Checa para conocer a sus "padres adoptivos". Se trata de un proyecto promovido por la Cáritas de la Archidiósesis de Praga con el objetivo de facilitar el acceso a la enseñanza en las regiones del mundo más necesitadas.

Para los niños lituanos está preparado en la República Checa un rico programa. Después de que el domingo pasado conocieron a sus "padres adoptivos", los niños permanecerán tres días en el seño de su familia checa. La Archidiósesis de Praga organizó para ellos una excursión a las montañas checas, competencias y eventos culturales, programa que culminará este jueves con un almuerzo al que asistirá el arzobispo de Praga, Václav Malý.

"Cada una de las familias checas que participan en el proyecto contribuye anualmente con unos 150 dólares para la educación de su "hijo adoptivo", procedente de una familia lituana de escasos recursos. De la suma donada se destina una parte también a la alimentación de los escolares," explicó Jan Oulík, portavoz de la Cáritas de la Archidiósesis de Praga.

A cada ciudad se destina, además, una persona encargada de elegir a las familias que necesitan ayuda financiera y de controlar si los recursos son utilizados correctamente por los padres.

Pero los ciudadanos checos no apoyan tan sólo a niños de Lituania, sino también, por ejemplo, de la India, donde unos tres mil escolares reciben 120 dólares al año. En el proyecto "Adopción a distancia" figura asimismo Letonia y Uganda y los organizadores prevén incluir pronto también a Chechenia.