Autores del robo del siglo irán a la cárcel

r_2100x1400_radio_praha.png

En la República Checa ha sido dictada la primera sentencia que condena a penas de cárcel a financistas que desviaron a sus cuentas privadas colosales sumas de uno de los fondos de inversión. A prisión irán los autores del robo de siglo en los Fondos C.S.

El proceso de privatización en la República Checa dio lugar a un extraordinario florecimiento de la ingeniería financiera. Los tribunales eran impotentes y los culpables de espectaculares desvíos de fondos en bancos y fondos de inversión salían absueltos. Después de largos años de infructífera lucha contra los estafadores, ahora acaba de ser dictada la primera sentencia condenatoria. Josef Matoulek, Vladislav Nad, Tomás Roit y Václav Franta que desviaron en 1997 de los fondos de inversión C.S. a su empresa privada 1230 millones de coronas - más de 300 millones de dólares - son los primeros estafadores condenados a penas de cárcel.

Es también por primera vez que los jueces reunieron suficientes pruebas para condenar a los autores de turbias transacciones financieras. Josef Matoulek, jefe de la empresa privada Umana que compró por 1230 millones de coronas para los Fondos de inversión CS acciones sin valor de una empresa avícola, fue condenado a 10 años de cárcel. Sus dos cómplices pasarán entre rejas, respectivamente, siete y seis años. Curioso es el caso del último de los condenados, Václav Franta. Al cometerse la operación fraudulenta, él tenía apenas 21 años. Deseoso de ganarse algún dinero, ocupó el puesto del presidente de la junta directiva de los Fondos C.S. Él firmó la orden de transferir el dinero de los Fondos C.S. a las cuentas privads en Suiza, Bélgica y Gibraltar y consumar el robo de siglo. Dos días al frente de los Fondos C.S. le costarán cinco años de cárcel.

Uno de los condenados, Josef Matoulek, fue en años pasados patrocinador del Partido Socialdemócrata Checo. La policía checa detuvo ayer domingo en el aeropuerto de Praga al ex-tenista y empresario Milan Srejber, involucrado en el escándalo en torno a la financiación del Partido Cívico Democrático. La detención se debe, no obstante, a otro caso: recurriendo a la ingeniería financiera y aprovechando información privilegiada Srejbr transfirió a su empresa el dinero que pertenecía al fondo de inversiones del que era gerente. Es posible que también se abra el caso de la financiación fraudulenta del Partido Cívico Democrático ya que el donativo a sus arcas le permitió a Srejbr privatizar una siderurgia.