Austria y las indemnizaciones a ciudadanos checos

r_2100x1400_radio_praha.png

Representantes de Estados Unidos y cinco países de Europa Central y Oriental, entre ellos la República Checa, firmaron en Viena acuerdos bilaterales con Austria sobre las indemnizaciones a las personas que durante la Segunda Guerra Mundial se vieron sometidas a trabajos forzados en Austria.

El número total de personas que percibirán indemnizaciones por parte de Austria, oscila alrededor de las 150 000. Esto significa que el denominado fondo de reconciliación debe constar aproximadamente de seis mil millones de chelines austríacos. La creación del fondo fue estipulada por una ley del Consejo Nacional austríaco, aprobada el pasado mes de julio, para indemnizar a las personas sometidas a trabajos forzados por el nazismo y deben contribuir al fondo, en igual medida, el Estado austríaco y las correspondientes empresas de ese país.

El ministro de RR.EE checo, Jan Kavan, quien en representación de la República Checa firmó el acuerdo sobre las indemnizaciones, destacó que el documento constituye un apreciable intento de aminorar los daòos causados por el nazismo. Kavan agregó:

"Debo reconocer que en cuanto a las cantidades y condiciones de las indemnizaciones a los "esclavos checos del nazismo" éstas se muestran ser realmente las óptimas que podíamos esperar. Estoy realmente satisfecho."

El ministro checo resaltó también el aspecto moral del acuerdo con Austria, ya que en el mismo se condena el genocidio de las naciones eslavas y el holocausto de los judíos como crímenes del nazismo.

Jan Kavan, deliberó en Viena también con el Primer Ministro austríaco, Wolfgang Schüssel y el presidente del Consejo Nacional, Heinz Fischer, centrando la atención en los contactos bilaterales entre la República Checa y Austria, afectados últimamente por la puesta en marcha de la Central Electronuclear checa de Temelín. Fue expresado que de cuestiones bilaterales se ocuparán próximamente los primeros ministros de ambos países, Wolgang Schüssel y Milos Zeman, quienes se reuniránr el 31 de octubre en el palacio de Zidlochovice, cerca de la ciudad checa de Brno, metrópoli morava.