Aumento de sueldos para luchar contra la crisis en la sanidad

r_2100x1400_radio_praha.png

El Gobierno de Jan Fischer decidió aumentar los sueldos de los empleados de sanidad. Con la medida, el Gabinete quiere estabilizar la situación en ese sector, que desde hace mucho tiempo afronta una gran escasez de mano de obra.

Petr Šimerka
El personal sanitario checo registrará un importante aumento de sueldos a partir de julio. Las enfermeras recibirán un 15 por ciento más que ahora y el resto de los empleados del sector, un siete por ciento más. El ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Petr Šimerka, explica los motivos de este cambio.

“Nuestro objetivo es estabilizar la situación en el sector de la salud y motivar a sus empleados, civiles y militares, para que sigan trabajando en los centros sanitarios checos”, destaca Šimerka.

En los hospitales checos faltan unas mil enfermeras. Muchas abandonan sus puestos para dedicarse a otro trabajo, otras buscan empleo en el extranjero. El bajo sueldo, junto al poco prestigio social y profesional, está entre los motivos más frecuentes para dejar la carrera, afirma Jana Nováková, jefa de enfermeras del hospital Motol, de Praga.

“Creo que el aumento de los sueldos podría motivar a las enfermeras para que regresen. El factor financiero es decisivo para muchos empleados del sector”, opina Nováková.

Los sindicatos aplauden la decisión del Gobierno, pero advierten que el Ministerio de Salud no cuenta con recursos suficientes para elevar los sueldos. Existe el riesgo de que el cambio sea sólo formal y que los salarios reales permanezcan iguales, sostiene el presidente de los Sindicatos Médicos, Martin Engel.

La norma aprobada parte del proyecto presentado hace poco tiempo por el ex Gobierno de Mirek Topolánek. Éste contaba con el mismo aumento de sueldos, pero proponía pagarlos en forma de premios especiales. El proyecto no logró el apoyo suficiente en la Cámara Baja.