Aumentarán los impuestos para pagar los daños por las inundaciones

Stanislav Gross y Vladimir Spidla, Foto: CTK

Durante la reciente campaña electoral para las elecciones legislativas las diferentes formaciones políticas, incluida la gobernante socialdemocracia, agitaron a los sufragantes anunciando alivios en la política tributaria. No obstante, las terribles inundaciones cambiaron todo y el Gobierno checo habla de subir los impuestos a partir del año entrante.

El gobierno checo de coalición, integrado por socialdemócratas, democristianos y liberales, anunció que no aplicará un impuesto especial con motivo de las inundaciones, pero que posiblemente a partir del año entrante suban los impuestos de algunos productos y servicios.

Stanislav Gross y Vladimir Spidla, Foto: CTK
El ministro de Finanzas, Bohuslav Sobotka, adelantó que está a favor de una solución que involucre a todos los ciudadanos. Una postura semejante anunció el ministro del Interior, Stanislav Gross.

"El Gobierno debe aprobar una normativa que inmiscuya prácticamente a todos y a cada uno de los ciudadanos", subrayó el ministro Gross.

Los especialistas gubernamentales recomiendan que se apliquen nuevos impuestos a los carburantes, los cigarrillos y a algunos servicios, también insisten en la necesidad de hacer algunos recortes en el presupuesto del Estado, para así conseguir los 20 mil millones de coronas, más de 600 millones de euros, para paliar los daños causados por las inundaciones.

El primer ministro checo, Vladimir Spidla, y sus ministros optaron por una solución similar a la adoptada por Alemania y Austria, o sea que toda la población debe cooperar a solucionar los problemas ocasionados por las inundaciones.

El aumento de los impuestos en la gasolina encarecerá todos los productos, pero según los expertos nacionales y extranjeros se trata de la medida óptima, en este momento, para superar la situación de crisis resultado de las mayores inundaciones en la historia de la República Checa.

Autor: Federico Picado
audio