Acto conmemorativo ante el edificio de la Radiodifusión checa

ante el edificio de la Radiodifusión Checa en la calle Vinohradská, agosto 1968

Ante el edificio de la Radiodifusión Checa en la calle Vinohradská, de Praga, se reunieron hoy miembros del Gobierno checo para rendir honor a la memoria de las víctimas que cayeron el 21 de agosto de 1968 en defensa de las instalaciones de la Radio ante los ocupantes soviéticos.

ante el edificio de la Radiodifusión Checa en la calle Vinohradská, agosto 1968
Hace treinta y tres anos los soldados del antiguo Pacto de Varsovia invadieron el territorio de la antigua República Checoslovaca con el propósito de aplastar el movimiento reformista que surgió en el seno del entonces Partido Comunista Checoslovaco y que, bajo la dirección de su secretario general, Alexander Dubcek, se esforzó por instaurar en el país "un socialismo con rostro humano".

Praga, 1968
Los praguenses levantaron cerca de la radio una barricada, volcando un autobús y un camión cisterna para dificultar el acceso de los ocupantes al edificio de la emisora. Cuando los tanques soviéticos llegaron a la barricada, sus tripulaciones abrieron fuego. En la confusión perdió la vida el aprendiz Mário Musich. Un fragmento de una granada rusa segó la vida de Ivan Laita, un joven de apenas 18 anos. Jan Baborovský falleció tratando de rescatar a su familia de su casa en llamas. Jaroslav Kubes, de 19 anos, pereció aplastado por un blindado. Resulta trágico que durante los veinte anos que duró la ocupación soviética no fue posible recordar a las víctimas, cuyas vidas fueron segadas por los tanques soviéticos. Según destacó el director general de la Radiodifusión Checa, Václav Kasík, los nombres de los caídos nunca deben ser olvidados.

"El sentimiento de injusticia unió a toda la nación checa. Y precisamente en este lugar se reunieron en aquel entonces muchos ciudadanos para defender el símbolo de la independencia nacional " la Radiodifusión Checa. Recordemos a los fallecidos ante el edificio de la Radio, a las víctimas de la ocupación soviética, así como a todos los que sacrificaron sus vidas en defensa de los ideales. Deseo que días como el 21 de agosto de 1968 nunca se vuelvan a repetir," dijo Václav Kasík.

La Radiodifusión Checa siempre había servido a la nación como símbolo de libertad, independencia e identidad nacional, destacó el vicepresidente del Senado checo, Premysl Sobotka, quien comparó la ocupación del país por las tropas soviéticas en 1968 con la barbarie nazi durante la Segunda Guerra Mundial.

Praga, 1968

"La nación checa se levantó contra los invasores, aunque indefensa y desarmada, pero con el objetivo de defender su país, sus ciudades y aldeas, y también a su Radio. Nunca olvidaré ese trágico 21 de agosto de 1968, ni tampoco la emisión de radio esa manana. Para siempre se han grabado en mi memoria las palabras con las que los redactores se dirigían a sus oyentes, para finalizar la transmisión con el himno nacional," afirmó Premysl Sobotka.