Un examen de checo más difícil para los que quieran obtener la residencia permanente

El examen de checo para los extranjeros provenientes de países fuera de la Unión Europea que quieran obtener la residencia permanente en Chequia será más difícil a partir de septiembre, según aprobó el Gobierno esta semana en base a una propuesta presentada por el Ministerio de Educación.

Hasta el momento era suficiente que los extranjeros tuvieran conocimientos básicos del checo, correspondientes al nivel A1 del Marco Común Europeo de Referencia para las lenguas. En consecuencia del cambio, todos los que apliquen para recibir la residencia a partir del 1 de septiembre, necesitarán demostrar un dominio más avanzado del idioma, correspondiente al nivel A2.