Tratado de Kristan de Prachatice sobre el astrolabio

r_2100x1400_radio_praha.png

El trabajo sobre el astrolabio, del profesor de la Universidad de Praga, Kristan de Prachatice, fue uno de los más influyentes tratados astronómicos de Europa en los siglos 15 y 16. A esta sorpresiva conclusión han llegado científicos checos tras un esmerado estudio de varias decenas de manuscritos e impresos antiguos sobre este instrumento astronómico utilizado para determinar la situación de las estrellas en el cielo.

El astrolabio se utilizó desde la Antigüedad hasta finales del siglo 17. No extraña por lo tanto que hayan existido muchas instrucciones para su construcción y uso. Kristan de Prachatice, insigne médico, teólogo y matemático, escribió sobre el astrolabio dos tratados. Ambos se remontan al año 1407 cuando impartió un curso en la Universidad Carolina sobre el tema.

El manuscrito de los tratados de puño y letra de su autor no ha llegado hasta el presente. Sin embargo, éstos se han conservado en más de 40 copias diseminadas en bibliotecas de Europa entera. En algunas copias está indicado el nombre del autor - Kristan de Prachatice. No obstante, en los catálogos de importantes bibliotecas mundiales se atribuye la autoría al matemático y astrónomo inglés de la segunda mitad del siglo 12, Robert Anglic. A veces los tratados son imputados al astrónomo y musicólogo de la universidad de Padua, Prosdocimo de Beldomandi. Al cabo de tres años de un detallado estudio de la mayoría de los manuscritos conservados, los científicos checos han llegado a la conclusión de que el autor de ambos tratados es, efectivamente, el astrónomo Kristan de Prachatice. Averiguaron, entre otras cosas, que en dos lugares del texto se alude al huso horario de la Chequia antigua donde el nuevo día se contaba- ¡imagínense!- desde la puesta de sol. Los copiadores más recientes de los tratados de Kristan de Prachatice anadían a la referencia a Praga el nombre del lugar donde hacían las copias. Ello ayudó a determinar cómo se difundían las copias y comprobar fehacientemente que empezaran a propagarse desde Praga. La obra de Kristan de Prachatice tiene, además, otra prioridad: fue el primer tratado sobre el astrolabio impreso en el mundo.