Tanques checos a Sri Lanka

r_2100x1400_radio_praha.png

La República Checa acaba de suministrar a Sri Lanka armas por un valor de 2 millones 500 mil dólares. Los observadores sostienen que el envío de armas checas podría dificultar la solución del conflicto entre el Gobierno de Sri Lanka y los separatistas tamiles de la organización Los Tigres de Liberación del Ilám.

La lucha armada de la guerrilla tamil contra el Gobierno de Sri Lanka dura ya 18 años, arrojando hasta el presente un saldo de 64 mil víctimas. En varias ocasiones la comunidad internacional había ofrecido ayuda en búsqueda de una solución pacífica del conflicto, más no se logró instaurar la paz en el país.

En los últimos meses, la mediación entre las dos partes enfrentadas la asumió Noruega. El Gobierno de Sri Lanka, no obstante, se muestra cada vez más reservado a la hora de plantearse la cuestión de las deliberaciones con los separatistas tamiles. Los observadores estiman que uno de los motivos de la postura del oficialismo de Sri Lanka podría ser que los suministros de armas checas, en los que figuran especialmente tanques y lanzacohetes, ayudan a las Fuerzas Armadas de Sri Lanka a asegurarse la supremacía militar frente a los guerrilleros tamiles, por lo que no están dispuestas a negociar.

El Instituto Internacional de Investigaciones de la Paz, con sede en Estocolmo informó que Sri Lanka pidió a la República Checa el suministro de 41 tanques T-55 y 16 lanzacohetes RM-70. En febrero pasado visitó Sri Lanka el ministro de Defensa checo, Vladimír Vetchý, quien ofreció además de suministros de armas, la posibilidad de que soldados de Sri Lanka sean entrenados por expertos militares checos.