Skoda Auto domina el mercado checo del automóvil

r_2100x1400_radio_praha.png

La venta de automóviles en el mercado checo no registrará este ano un aumento significativo. A esta conclusión llegaron productores e importadores de vehículos que pronostican un incremento del dos por ciento de las ventas, en comparación con el ano pasado. La marca Skoda es, sin embargo, la que domina el mercado nacional.

Alrededor de 150 mil personas compraron el año pasado automóviles nuevos, ya fuese de producción nacional o importados. En lo que va del ano se han vendido más de 63 mil vehículos y el 56 por ciento fueron de la factoría Skoda. La mayor competencia la representa Volkswagen que colocó en el mercado checo unas cuatro mil unidades -hablamos de vehículos nuevos -, mientras que Opel no llegó a los tres mil 400 vehículos. Una presencia significativa se ha anotado Peugeot, que domina gran parte de los automóviles importados con su modelo 206, superando al otrora popular Volkswagen Passat, que ha modernizado sus modelos.

Importante resulta destacar que el primer lugar en ventas lo sigue ocupando el Skoda Fabia, a pesar del aumento de su precio en un 100 por ciento. No obstante, esta tendencia es temporal, porque según explicara Lubos Kopecky, jefe de ventas de Skoda para Europa Central, están conscientes de que la postura dominante de Skoda se debilitará en la segunda mitad del ano, entre otros factores, por la rectificación de precios que deberán responder a las prestaciones de los vehículos en comparación con automóviles similares en los mercados internacionales.

La rectificación de precios en los vehículos Skoda ha llevado a los clientes a poner su voz al cielo y advertir que los modelos preferidos entre los ciudadanos checos como por ejemplo Octavia y Fabia dejarán de ser automóviles populares. Esto significa que la factoría Skoda tendrá que cambiar sus esloganes de publicidad -que al fin de cuentas es lo más sencillo- porque Skoda ya no será una factoría con productos a precios módicos.

El nuevo modelo de Skoda, un sedan que se pondrá a la venta a partir de 2002 bajo la denominación de Montreaux, sepultará por completo aquello de que la factoría Skoda era sinónimo de precios accesibles para la familia checa.

La Sociedad Skoda Auto, como parte del consorcio Volkswagen está en condiciones de fabricar 80 mil vehículos Montreaux al ano, además de 160 mil Octavia y 300 mil Fabia, por lo que el mercado checo ha empezado a quedarle estrecho. Skoda Auto ha empezado una importante campana de penetración en Rusia, China, la India, Centroamérica y América del Sur.

No obstante, resulta interesante la política comercial de la factoría Opel, que a pesar de haber acusado una reducción en la ventas, sus expertos estiman que a partir de que Skoda deje este ano de producir el Felicia, se abre para ellos una nueva posibilidad en el mercado checo.

El director de Opel en la República Checa, Petr Huebel, no oculta su optimismo y sostiene que la competencia entre los automóviles Skoda y los de importación podría llegar a una proporción de 50:50.

Por su parte, el nuevo director de Ford para la República Checa, Vladimir Vosický, reconoció que sus automóviles han registrado problemas a nivel europeo, pero que la gran esperanza la deposita en el Ford Focus- el más vendido a nivel mundial el ano pasado-, a la vez que no descartó un aumento de ventas de los modelos Transit y Mondeo.

Los ejecutivos de Auto Skoda están conscientes de la fuerza de la competencia, pero también de las limitaciones del mercado checo, así como de la necesaria e inevitable proyección hacia otros mercados.

Skoda Auto se ha convertido en los últimos 10 ano en una de las principales companías de la empresa automovilística en Europa Central. Cuando en 1991 pasó a formar parte del consorcio Volkswagen, anualmente unos 180 mil automóviles Favorit abandonaban la factoría. El ano pasado se produjeron 450 mil unidades, y ya no se trató de un solo modelo, sino de tres: Octavia, Fabia y Felicia.

Si bien en 1991 los vehículos Skoda circulaban sobre todo en la República Checa, el ano pasado se exportaron más de 65 mil unidades a Alemania y alrededor de 40 mil a Polonia. Skoda Auto exportó vehículos por más de 100 mil millones de coronas, o sea unos 2500 millones de dólares, lo que representó casi el 10 por ciento de las exportaciones de la República Checa.

Autor: Federico Picado
audio