Se reduce la confianza de los consumidores en la economía checa

Иллюстративное фото, фото: Pixabay CC0

El nivel de confianza general en la economía checa llega al mínimo en cinco años según los resultados de una encuesta mensual realizada por la Oficina de Estadística checa.

Foto: Pixabay, Public Domain

Entre los consumidores y empresarios, los niveles de confianza año con año cayeron, mientras que entre los representantes de la industria y la construcción, los niveles de confianza se han mantenido igual durante los últimos cuatro meses.

Todos los meses, la Oficina de Estadística checa realiza una encuesta sobre la confianza en varios sectores de la economía checa. Los niveles de confianza se miden de acuerdo con un índice de coyuntura especialmente diseñado.

Los consumidores y las empresas reciben un cuestionario con preguntas relevantes como si fueran a cerrar un negocio en los próximos tres meses.

Foto: Jan Vašek, Pixabay / CC0
El director de la investigación de la encuesta sobre el ciclo económico en la Agencia Checa de Estadística, Jiří Obst, dice que los datos de septiembre muestran un nivel estable de confianza entre los empresarios. Además, dice que las empresas ven su posición actual como buena.

Sin embargo, Obst también mencionó que los resultados de las encuestas mensuales han sido afectados por una alta tasa de incertidumbre entre los encuestados cuando se les preguntó sobre el futuro. Por lo tanto, es muy difícil evaluar cómo se comportará el entorno empresarial en los próximos meses, indicó.

Aunque los economistas de la República Checa han estado en gran medida tranquilos algunos han expresado preocupación por la reciente caída de la economía alemana y los efectos que podría tener en Chequia.

Una encuesta similar realizada en Alemania por el Instituto Ifo de Investigación Económica con sede en Munich reveló que el estado de ánimo empresarial en el país mejoró ligeramente en septiembre, aunque sigue siendo escéptico sobre el futuro inmediato.

En una entrevista con Hospodářské Noviny, David Navrátil, economista jefe de Česká Spořitelna, dijo que esto muestra que las empresas alemanas creen que la situación en la economía del país no es tan mala como inicialmente esperaban, pero que continuará deteriorándose.

Dijo que si bien la industria checa está experimentando una desaceleración, es más robusta que en Alemania. Sin embargo, si la economía alemana comenzara a caer a una tasa del 4% al 5%, la industria checa no podría evitar una recesión.