Resumen de la Prensa Checa

Foto: CTK
0:00
/
0:00

El Partido Cívico Democrático desiste de su propósito por formar un Gobierno en el que participe la Socialdemocracia; la Cámara Baja checa aprueba el presupuesto nacional para el próximo año fiscal; para finales de año unos doscientos conductores checos podrían ser privados de su licencia de conducir. Éstos son algunos de los temas abordados este jueves por la prensa nacional.

Foto: CTK
El Partido Cívico Democrático perdió la paciencia y desistió seguir negociando con la Socialdemocracia sobre la posibilidad de participar en un Gobierno de coalición, escribe en primera plana el diario Právo.

Sobre el tema informan también otros rotativos. Indican que el Consejo Ejecutivo del Partido Cívico Democrático, que decidió este miércoles sobre la ruptura con la Socialdemocracia, recalcó que no se podía admitir que los socialdemócratas siguieran obstaculizando el camino para hallar un compromiso y además presionen a otras formaciones políticas con nuevas exigencias.

El diario económico, Hospodárské Noviny acota que el líder del Partido Cívico Democrático, Mirek Topolánek, no se da por vencido e insinuó que intentaría crear un Gobierno de coalición integrado, además, por el democristiano Partido Popular y los Verdes. No obstante, el líder de los Verdes, Martin Bursík, afirmó que Topolánek debería dimitir por no ser capaz de llevar las negociaciones sobre el Gobierno a un exitoso final.

"A partir de enero próximo mejorará la situación de las familias con hijos pequeños", leemos en el diario Mladá Fronta Dnes, que informa que la Cámara Baja aprobó este miércoles el proyecto del presupuesto nacional para el próximo año fiscal.

En el capítulo de gastos sociales, el presupuesto cuenta con un incremento de los subsidios a las familias con hijos y, en especial, con niños menores de cuatro años. Aumentarán también las pensiones y los salarios de los empleados públicos. Según Mladá Fronta Dnes, el nuevo presupuesto nacional es el más beneficioso de los últimos años para con los ciudadanos checos.

La República Checa está saturada de falsificaciones de cigarrillos de marcas conocidas. Los impostores que promueven este negocio con los cigarrillos en los mercados callejeros por todo el país, obtienen altas ganancias, sostiene el rotativo Lidové Noviny. Se calcula que de un total de diez cigarrillos de marca conocida vendidos en los mercados, nueve son falsos.

Lo paradójico del asunto, escribe Lidové Noviny, es que el Estado no interviene resueltamente contra ese negocio a pesar de perder así enormes sumas financieras de los impuestos y a pesar de que desde hace dos años está prohibida en la República Checa la venta de productos tabacaleros y de bebidas alcohólicas en los mercados callejeros.

Según el diario Právo, el nuevo sistema de puntuación penal de los conductores que violan las normas del tránsito trae sus primeros frutos. La Policía prevé que para finales del presente año estarán privadas de su licencia de conducir más de un centenar de personas, esto tras reunir los doce puntos penales.

Desde julio pasado cuando fue introducido en la República Checa este nuevo sistema han perdido su licencia 92 conductores. Asimismo, más de 195 mil personas fueron penalizadas por haber transgredido alguna norma de tránsito. Mientras que cada mes son privadas de su licencia de conducir unas 18 personas en promedio, en noviembre fueron 74 y a otras 26 les faltaba sólo un punto para perderla.