Resumen de la Prensa Checa

r_2100x1400_radio_praha.png

Por Eva Manethová

Todos los rotativos checos dedican atención al pleito entre la compañía norteamericana CME y el magnate televisivo checo, Vladimír Zelezný.Éste aprovechó las lagunas de la legislación checa y en 1999 asumió el control de la televisión Nova fundada hace siete años en la República Checa gracias a las inversiones de la compañía CME que por la maniobra de Zelezný fue expulsada del mercado televisivo checo.

El diario financiero Hospodárské Noviny destaca en primera plana que el director ejecutivo de la CME, Fred Klinkhamer, arremetió contra el Estado Checo por el caso de TV Nova. El directivo criticó a los representantes estatales que habrían contribuído a la pérdida de las inversiones realizadas por la CME en la televisión Nova al no haber intervenido oportunamente en el conflicto.

Según Hospodárské Noviny, Fred Klinkhamer exhorta también al Estado Checo a obligar a Zelezný a cumplir el dictamen del reciente arbitraje internacional que impone al magnate televisivo devolver a la CME 27 millones de dólares.

El diario Mladá Fronta Dnes informa, por otro lado, que el Estado Checo tendrá que hacer frente a una queja que el banco japonés Nomura ha presentado contra él ante el Tribunal Europeo de Estrasburgo por una violación de sus derechos.

Nomura se queja de que al ser intervenido el Banco Postal y de Inversiones del que era accionista, el Estado Checo violó sus derechos, tras las medidas que adoptó para con esta institución que estaba casi en la quiebra, vendiéndolo al Banco Comercial Checoslovaco.Según Mladá Fronta Dnes, Nomura pide al Estado Checo una indemnizacion de 750 millones de dólares.

Un jurista consultado por el diario no descarta que el tribunal de Estrasburgo desestime la queja de Nomura ya que la compañía japonesa debía haber demandado al Estado Checo primero ante los tribunales del país.

Y ahora continuamos la revista de la prensa checa con un tema más ligero. El diario Lidové Noviny publica datos interesantes sobre los checos en comparación con los habitantes de Europa Central y Occidental. El diario señala que a pesar del estilo de vida poco saludable que se practica en Chequia, la esperanza de vida en este país centroeuropeo es de 74,75 años.

En lo que se refiere a la natalidad, en la República Checa es la más baja en Europa, con 8,7 niños nacidos por mil habitantes. Pero con el consumo anual per capita de 161 litros de cerveza, la República Checa ocupa nuevamente el primer lugar en el ranking mundial.