Resumen de la Prensa Checa

r_2100x1400_radio_praha.png

Por Elena Horálková

El diario Lidové Noviny constata que aumenta el número de instituciones que tienen derecho a obtener información sobre el estado de las cuentas bancarias de los ciudadanos. Otra oficina que pronto también obtendrá este derecho es la Inspección Comercial Checa. La ley sobre los bancos atribuía originalmente este derecho sólo a un número reducido de oficinas.

Sin embargo, desde 1996 este número aumenta cada año y, según informó la Caja de Ahorros checa, todas las instituciones que tienen derecho a conocer el estado de las cuentas bancarias de los ciudadanos lo aprovechan frecuentemente. El diario puntualiza que, no obstante, el secreto bancario se está limitando progresivamente en todo el mundo.

La opositora "Coalición de los Cuatro" no votará a favor del proyecto de presupuesto estatal para el próximo año, informa Lidové Noviny. Según el líder de la coalición, Karel Künhl, el Gobierno no ha reformado la esfera de los presupuestos públicos y sólo aumenta los gastos y la deuda pública.

Todo parece indicar que el Gobierno checo tendrá que emprender una verdadera lucha por la aprobación del último proyecto de presupuesto de su legislatura. El socio tácito de los socialdemócratas, el Partido Cívico Democrático, prometió apoyar el proyecto, pero su líder, Václav Klaus, afirmó que todo dependerá del déficit presupuestario y del estado de las finanzas públicas.

En los próximos cuatro años el Estado checo aumentará su deuda en unos 226 mil millones de coronas, equivalentes a más de cinco mil millones de dólares, escribe en su portada Mladá Fronta Dnes. El aumento de la deuda externa se deberá, sobre todo, a los enormes gastos vinculados con el saneamiento del sector bancario. Las pérdidas ocasionadas por el retraso de la privatización de los bancos, el deficiente control y los errores en la privatización el Gobierno checo las ha endilgado al Banco de Consolidación.

Sin embargo, los especialistas en la materia advierten que ello no resolverá el problema, sosteniendo que se trata de una bomba de acción retardada de la economía checa que tiene por consecuencia el incremento de la deuda externa. Del empeoramiento de las finanzas públicas checas han advertido en reiteradas ocasiones la Unión Europea y el Banco Mundial, puntualiza Mladá Fronta Dnes.

Con gran respeto ven en Bruselas las capacidades diplomáticas del relator checo ante la Unión Europea, Pavel Telicka, constata el matutino Právo. Telicka sorprendió a la comunidad europea al asumir una postura categóricamente negativa con respecto a la postergación en siete años del libre movimiento de mano de obra de los países candidatos después de su incorporación en la Unión. Algunos observadores aplauden la actitud de Telicka y el hecho de que la República Checa, en tanto que país candidato, haya demostrado que es capaz de enfrentarse a presiones de cualquier tipo.

Falta dinero para la energía ecológica, escribe el diario económico Hospodárské Noviny. Para reemplazar la capacidad de generación de un bloque de la planta nuclear de Temelín con la de una central solar, ésta tendría que tener, dadas las condiciones climáticas de la República Checa, una superficie de unos 50 kilómetros cuadrados. Si fuera sustituida por una central eólica ocuparía, a su vez, cerca de 150 kilómetros cuadrados. Además, la construcción de centrales aerogeneradoras requiere gastos mucho mayores que la construcción de centrales clásicas. Por esta razón en la República Checa no se espera el incremento de las fuentes alternativas de energía eléctrica con respecto a las clásicas, constata Hospodárské Noviny.

Las fuertes nordestadas han bajado las temperaturas y traído nieve a Europa Central, informa Ceské Slovo. Pese a que en el mes de junio el país debería disfrutar ya del verano, los turistas que subieron ayer lunes a los picos de los montes Metálicos y de Sumava se vieron sorprendidos por nevadas. En Praded, el pico más alto de Moravia situado en la altura de 1491 metros sobre el nivel del mar, registraron ayer la temperatura de dos grados bajo cero, mientras que en este mismo día del año pasado las temperaturas alcanzaron los 30 grados centígrados.