Premio Mahatma Gandhi para el expresidente checo

El ex presidente checo, Václav Havel, recibió este lunes en la India el Premio Mahatma Gandhi, foto: CTK

El ex presidente checo, Václav Havel, recibió este lunes en la India el Premio Mahatma Gandhi. Este es conferido a partir del año 1995 a personalidades o instituciones que en forma no violenta contribuyeron significativamente a cambios políticos y económicos en el mundo.

El ex presidente checo, Václav Havel, recibió este lunes en la India el Premio Mahatma Gandhi, foto: CTK
La máxima distinción de la India le había sido conferida en el pasado al ex presidente de Sudáfrica, Nelson Mandela, o al ex primer mandatario de Tanzania, Julius Nyerere. Durante la ceremonia de entrega del Premio Mahatma Gandhi a Václav Havel, el presidente de la India, Abdul Kalam, destacó que la forma en que Havel encendió y, a pesar de las represiones y de la autocracia, logró conservar la llama de la democracia, documenta su valentía y su apego a los ideales de Gandhi sobre la resistencia no violenta.

En su discurso pronunciado en el acto, el ex presidente checo agradeció el alto reconocimiento, subrayando que considera a Mahatma Gandhi una de las personalidades más destacadas del siglo XX. Havel se refirió también a los enormes cambios registrados en el mundo en los últimos decenios, especialmente en el desarrollo científico-técnico.

foto: CTK
El ex presidente checo destacó la importancia de una mayor responsabilidad del ser humano a la hora de utilizar los descubrimientos de la ciencia y la tecnología. Apuntó que lo primordial debería ser siempre la protección del entorno.

Václav Havel se refirió asimismo al tema de la globalización, advirtiendo ante la precipitación de ese proceso. "Tengo una sensación intensa de que aquel aturdido, precipitado y hasta frenético declive de la civilización contemporánea en el que de alguna manera todos participamos, constituye uno de los manantiales que alimentan el cauce de los motivos del terrorismo en nuestros días", dijo Havel. El ex presidente checo exhortó por ello a los hombres del mundo entero a defender con firmeza el futuro de la civilización.