Praga construirá laboratorio químico militar con tecnología punta

r_2100x1400_radio_praha.png

Un laboratorio secreto. A ciencia cierta nadie sabe qué es lo que ahí se hace, los empleados visten permanentemente escafandras blancas y las instalaciones se encuentran bajo estrictas medidas de seguridad. Esto que nos puede recordar el escenario de una película de espías, será pronto una realidad en la República Checa.

El Ejército checo demostró en la guerra del Golfo y también en los Balcanes que dispone de especialistas de alto nivel en la guerra bacteriológica y química.

Los servicios prestados por la unidad checa antiquímica checa a nivel internacional han sido altamente evaluados, por lo que el Estado Mayor del Ejército decidió construir un hospital especializado en armas químicas y virus.

De acuerdo con informaciones especializadas, el complejo checo será el tercero en el mundo, uno se encuentra en EE.UU. y otro en Gran Bretaña.

Por el momento, el Gobierno y el Ejército ocultan toda información al respecto, sin embargo, la información filtrada a los medios de comunicación sostiene que el inmueble se construirá este año cerca de la ciudad de Hradec Králové, a unos 120 kilómetros de Praga.

La noticia ha provocado preocupación entre la opinión pública, porque se teme una eventual fuga de material contaminado, que podría contagiar a miles de personas.

A pesar de que todo se oculta bajo el velo del secreto, especialistas en la materia aseguran que en caso de que al país se traigan para su análisis virus como, por ejemplo, el de Ebola, no hay porqué temer.

Expertos nacionales e internacionales saludan la decisión tomada por el Ejército y Gobierno checos, ya que la lucha antibacteriológica y antiquímica es parte de la guerra contra el terrorismo.

Autor: Federico Picado
audio