Los checos no quieren trabajar a tiempo parcial

Unión Europea

Mientras que en la mayoría de los países de Europa Occidental es corriente trabajar a tiempo parcial, en la República Checa esa posibilidad casi no se practica.

La práctica de trabajar a tiempo parcial se aplica en la República Checa muy poco. Según datos estadísticos, en el país trabaja de esa manera el 5 por ciento de las personas en edad laboral. "Es hasta cuatro veces menos que en los países de la Unión Europea", afirma Václav Kuzel, del Ministerio del Trabajo y Asuntos Sociales checo.

Trabajadores, Foto: CTK
La modalidad del trabajo parcial se comenzó a practicar en la República Checa por empresas extranjeras que seguían el método utilizado en otros países. Diversos estudios han demostrado que contratar a trabajadores de esa forma resulta más provechoso para los empleadores, ya que se reducen significativamente los gastos de la empresa.

En los países de la Unión Europea la posibilidad de trabajar a tiempo parcial es aprovechada por una gran cantidad de personas, especialmente por mujeres que desean cuidar de sus hijos y no quieren perder contacto con su profesión.

El caso de la República Checa es diferente. La oferta de trabajar a tiempo parcial es concebida como una condición impuesta, y es aceptada sólo por temor a perder el trabajo.

La razón principal por la cual los checos no quieren trabajar de esta manera es que los sueldos en este país son tan bajos que temen que no les alcanzaría ni para sus gastos básicos, menos aún para sostener una familia. Según Kuzel, el interés por trabajar a tiempo parcial aumentará cuando los sueldos superen los gastos de la canasta familiar.

Por el momento, los analistas indican que la práctica de trabajar a tiempo parcial seguirá siendo aplicada en este país mayormente por empresas extranjeras.