La pandemia redujo la criminalidad en un 17% en Chequia

Foto ilustrativa: 3839153, Pixabay / CC0

El índice de criminalidad se redujo en casi un 17% en Chequia el año pasado. Los expertos de la Policía indican que el descenso responde a las medidas de restricción contra la pandemia.

En los círculos de la Policía checa se dice que las medidas restrictivas contra el nuevo coronavirus se convirtieron en su mejor aliado en la lucha contra la delincuencia.

Foto: archivo de Policie ČR

El confinamiento, la limitación de la movilidad, la reducción del número de personas en espacios públicos y el cierre de fronteras han sido algunas de las medidas que han ayudado a bajar el nivel de criminalidad en el país, según dijo a la Radio Checa Ondřej Moravčík, portavoz de la Policía.

"Las principales razones que condujeron a la disminución de la criminalidad responden a las medidas restrictivas contra la pandemia, que provocaron una menor movilidad de las personas en la República Checa. Las medidas llevaron también a la restricción del ingreso de ciudadanos de otros países y a la enmienda del Código Penal, que estableció que los daños a partir de 400 euros serían calificados como delito“.

Además de la significativa reducción de delitos, los policías confirmaron un aumento importante en el número de casos resueltos, que llegó al 53.6%. Los expertos policiales subrayan que la disminución de los delitos se confirmó en todas las categorías supervisadas.

El número de robos simples se redujo en casi un 25% y los actos violentos en un 10%. El año pasado la policía documentó 130 homicidios, 13 menos que en 2019.

Foto ilustrativa: Steffen Salow,  Pixabay / CC0

La ciudad de Praga y la región de Karlovy Vary registraron la mayor disminución de la delincuencia, con más de un 20% en comparación con años anteriores. En la región de Bohemia Central el descenso fue de solo un 11.4%, mientras que se notó un incremento en las regiones de Tábor y Prostějov, pero en ambos casos el aumento fue mínimo, de un 1% y 2%, respectivamente.

En términos generales, la delincuencia ha ido disminuyendo en la República Checa desde 2013, cuando el número de procesos penales iniciados llegó a casi 328 000. Una excepción representó 2019, con una subida de un 3.5%, y un aumento súbito se dio en enero de 2013 como resultado directo de la amnistía del presidente Václav Klaus.

A pesar de los datos positivos, la Policía ha indicado que una vez terminada la pandemia y las medidas de restricción, la tasa de delincuencia puede registrar cambios difíciles de predecir en este momento.

palabra clave:
audio