La pandemia dispara el interés en los cursos de recualificación laboral

La pandemia del coronavirus ha impulsado a los checos a cambiar de carrera y buscar puestos más estables. Tras siete años de descenso, vuelve a crecer el interés en los cursos de recualificación laboral.

Foto: Michaela Danelová,  Czech Radio

Los checos están mostrando un interés incrementado en los cursos de recualificación laboral en los últimos meses. Mientras que este tipo de formación recibía cada vez menos atención en el pasado, la pandemia del coronavirus ha revertido la tendencia.

Tras el impacto que han tendido los eventos del último año y medio en diferentes sectores de la economía, muchos checos han decidido cambiar su trayectoria por el mercado laboral.

Jitka Nagyová organiza cursos de formación para futuros masajistas desde hace 25 años, pero el número de estudiantes que capacita últimamente supera las cifras habituales, según contó a la Televisión Checa.

“El interés en los cursos de recualificación ha crecido en un 20 %. Las personas están cambiando de carrera debido al Covid-19, quieren un trabajo estable”.

En los años 2014 y 2015 el número de interesados en la recualificación laboral superaba los 10 000 en medio año, en los primeros seis meses de 2020 fueron solo 1803. Los que se han apuntado en los cursos desde principios de este año son casi 4 000.

Se registra principalmente un gran aluvión de trabajadores que abandonan los sectores de la gastronomía y el turismo, unos de los más afectados por las restricciones antiepidémicas, dado que los hoteles, restaurantes y establecimientos similares se vieron cerrados durante varios meses o funcionaron de manera fuertemente limitada.

Radovan Hauk | Foto: BDO

No obstante, los expertos indican que el interés en la formación es aún mayor, según confirma Radovan Hauk de la Asociación de Uniones de Empleadores.

“En el transcurso de un año se realizan unidades de miles de recualificaciones a través de las Oficinas de Trabajo. Pero la demanda, o la necesidad, es de decenas de miles al año”.

La Asociación de Uniones de Empleadores estima que en los próximos dos años será necesario recualificar a alrededor de 100 000 personas.

Por un lado son los propios trabajadores los que identifican la necesidad de recualificarse, ya sea porque lo exige el mercado, las circunstancias extraordinarias como la pandemia o simplemente por interés de aventurarse en aguas desconocidas. Por otro, son las propias empresas las que pueden lanzar programas para resolver la falta de trabajadores en puestos específicos.

Los que están en busca de empleo o necesitan una cualificación superior para su puesto actual pueden solicitar apoyo financiero a las Oficinas de Trabajo. Los que decidan desviarse de su carrera por otros motivos, deberán pagar los costes de la recualificación de su propio bolsillo.